Correos comienza su expansión internacional por la Península Ibérica y el Sudeste Asiático


El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, ha explicado que las principales líneas estratégicas de la compañía pasan por el crecimiento a nivel internacional y la firma del contrato regulador del Plan de Prestación de Servicios Postales que establezca una financiación suficiente y estable para el Servicio Postal Universal

Uno de los servicios que la compañía espera poner en marcha en 2019 es la entrega de cualquier paquete en la Península Ibérica en menos de 24 horas

Correos inicia una nueva etapa de crecimiento a nivel internacional y de mejora de sus ingresos para lograr la rentabilidad, según ha explicado el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano.

En este sentido, Serrano ha anunciado la creación de una Comisión de Negocio Internacional, con el objetivo de iniciar su expansión exterior, siendo la Península Ibérica y el Sudeste Asiático los lugares más destacados. “Necesitamos crecer internacionalmente”, ha anunciado Serrano, que ha citado el Sudeste Asiático como “uno de los principales puntos de origen de la paquetería a nivel mundial, con un volumen cada vez mayor”.

En el ámbito más cercano, la estrategia empieza por dar servicio a nivel peninsular con la red más eficiente de paquetería para cubrir cualquier envío en la Península Ibérica en menos de 24 horas.

“Correos debe ser un servicio útil para los ciudadanos, pero también para las empresas españolas”, ha afirmado Serrano. “Correos quiere ser un aliado estratégico de las pymes en sus procesos de internacionalización, ayudándolas a incrementar su negocio online y llevando sus mercancías a donde lo necesiten para que sigan creciendo”.

Otro de los proyectos que Correos pondrá en marcha durante 2019 es el ‘Proyecto Rampa 7’, un centro logístico para mejorar la eficiencia en la gestión de mercancías y paquetería en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Ya se han puesto en marcha las primeras actuaciones para que las obras den comienzo a mediados de 2019, con el objetivo de estar en funcionamiento a finales de 2020.

2.396 oficinas cerca del ciudadano, claves para Correos y sus socios

Las 2.396 oficinas de Correos siguen siendo uno de sus pilares más importantes, lo que permite a la compañía situarse siempre cerca de los ciudadanos. Además, se están incrementando los servicios que se prestan en estas oficinas en los últimos meses, como es el caso de la satisfactoria colaboración con la DGT, que ha permitido a los ciudadanos adquirir más de un millón de distintivos medioambientales en las oficinas de Correos. “Todo lo que quieran realizar las Administraciones Públicas o las empresas privadas lo podemos asumir”, ha anunciado Serrano.

La facturación de Correos crecerá un 10% en 2019

Todos estos proyectos e iniciativas de la compañía pública se llevan a cabo con la rentabilidad económica de Correos como objetivo, un hito que se prevé que se alcance en muy pocos años, sobre todo tras los buenos resultados de la compañía en 2018, y las positivas perspectivas para 2019.

En 2019, la previsión es que la cifra de negocio de Correos ascienda hasta los 1.966 millones de euros, lo que supone un incremento del 10% respecto al pasado ejercicio (en 2018, Correos facturó 1.784 millones de euros)

La contraprestación por el SPU representa el 7,6% de la facturación prevista para 2019

El Servicio Postal Universal (SPU) es el conjunto de servicios postales cuya prestación garantiza el Estado de forma permanente en todo el territorio nacional y a precio asequible para todos los usuarios, de modo que todos los ciudadanos tengan garantizado el derecho de acceso a los servicios postales. Este servicio incluye, entre otros, las actividades de recogida, admisión, clasificación, transporte, distribución y entrega de envíos postales nacionales y transfronterizos, con fechas y plazos determinados por ley.

En virtud de la Ley Postal vigente (Ley 43/2010, de 30 de diciembre, del Servicio Postal Universal, de los derechos de los usuarios y del mercado postal) el Estado encomendó a Correos la prestación del SPU por un periodo de 15 años (hasta 2025, inclusive). Por llevar a cabo este servicio, Correos recibe una contraprestación prevista en los Presupuestos Generales del Estado. Cada año, Correos recibe una cantidad, que no siempre ha seguido una evolución coherente. De hecho, en el ejercicio 2018, Correos solo ha recibido 120 millones para la compensación de los costes para la prestación del SPU (lo que representa el 6,7% del total de facturación de Correos), una cifra 60 millones menor que la que estaba prevista inicialmente.

Por lo tanto, otro de los puntos clave para Correos en esta nueva etapa se sitúa, precisamente, en lograr una financiación suficiente y estable para el SPU. Actualmente la Comisión Europea está revisando la metodología de cálculo del coste neto del SPU propuesta por el Ministerio de Fomento, que forma parte del Plan de Prestación de Servicios Postales previsto en la Ley Postal de 2010. Una vez ese Plan sea aprobado y aplicado, mediante un contrato regulador entre el Gobierno y Correos, la compñía tendrá la capacidad de acometer su futuro con mayor seguridad y confianza, con la certeza de unos ingresos estables estipulados de acuerdo al marco europeo.

Un horizonte optimista para la compañía, acompañado de paz social

Las previsiones de 2019 son positivas para Correos, y se sitúan en un clima de “paz social”, gracias al acuerdo alcanzado con las organizaciones sindicales CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre en el mes de diciembre de 2018[1]. En esta línea, la compañía prevé acabar el año 2019 con unos ingresos de 1.966,14 millones de euros, un hito que se alcanzará gracias al esfuerzo diario de sus más de 51.000 empleados.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *