El presidente de UNO agradece a Carmena que acepte retrasar restricciones de Madrid Central hasta después del Black Friday

UNO, la organización que agrupa a las empresas de paquetería y logística, asegura que la decisión del Ayuntamiento es un éxito del diálogo permanente

La Organización Empresarial de Logística y Transporte recuerda que también son necesarias la puesta en marcha de otras medidas para lograr una ciudad menos congestionada y menos contaminada pero con vida y, por tanto, con reparto asegurado a ciudadanos y empresas

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que retrasa del 23 al 30 de noviembre la puesta en marcha de Madrid Central, atendiendo a la solicitud realizada por el presidente de UNO, Juan Pablo Lázaro, directamente a la Alcaldesa Manuela Carmena, para evitar que el inicio de las restricciones se activara justo el mismo día del Black Friday

UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte, Juan Pablo Lázaro, ha agradecido al Ayuntamiento de Madrid la decisión de retrasar la puesta en marcha de Madrid Central para evitar que coincida con el Black Friday, el pico de mayor actividad del año para el comercio y, por tanto, para el reparto. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que retrasa del 23 al 30 de noviembre la puesta en marcha de Madrid Central, atendiendo a la solicitud realizada por Juan Pablo Lázaro directamente a la Alcaldesa Manuela Carmena, para evitar que el inicio de las restricciones se activara justo el mismo día del Black Friday.

El Ayuntamiento de Madrid también ha comunicado su decisión de retrasar un año la entrada en vigor de las restricciones para los vehículos de reparto de hasta 3.500 kilos de Masa Máxima Autorizada con etiquetado B. Esto supone que las restricciones a estos vehículos en el área Madrid Central entrarían en vigor el 1 de enero de 2023 en lugar de en 2022 como estaba planteado inicialmente. UNO agradece y valora esta medida y ha solicitado que sea extendida a aquellos vehículos sin etiquetado.

Según un estudio elaborado por UNO, la puesta en marcha del calendario de restricciones de Madrid Central obligará a las empresas de paquetería a renovar de aquí a 2020 un 40% de su flota de vehículos, una cifra que ascenderá al 85% en 2022 si no se flexibiliza el calendario de restricciones. Ampliar en un año la restricción a vehículos sin etiquetado, al igual que se ha hecho con los vehículos de etiquetado B, facilitará una renovación más realista de las flotas.

“Tenemos un diálogo permanente con el Ayuntamiento de Madrid y agradecemos su decisión de retrasar Madrid Central, porque el Black Friday no solo afecta a las ventas online, sino que también tiene un impacto muy importante en el comercio tradicional”, explicó Juan Pablo Lázaro, presidente de UNO. “El sector logístico está haciendo importantes esfuerzos para ayudar en la descongestión de las ciudades y en la reducción de la contaminación, pero ese objetivo debe compatibilizarse con un reparto asegurado a empresas y vecinos”, añadió.

La patronal de la paquetería valora muy positivamente que se haya atendido su petición de que Madrid Central no se active el mismo día del Black Friday. UNO recuerda que cuando Madrid Central se active habrá muchos vehículos particulares que, en función de su etiquetado DGT, no podrán circular por el centro y no todos estarán al tanto de la nueva restricción, por lo que al principio se generará cierto caos circulatorio. Al retrasarlo una semana, se evita que esa situación afecte a las entregas de los paquetes comprados en el Black Friday. El año pasado, durante la semana del Black Friday se repartieron más de dos millones de paquetes diarios, más del doble que un día normal.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *