UNO solicita políticas orientadas a la reducción de impuestos y a crear un mercado laboral flexible e inclusivo

Durante una jornada organizada por la patronal logística en la Dirección General de Transportes y Movilidad de la Generalitat de Cataluña, el presidente de UNO subrayó que la logística ya es percibida como un factor de competitividad y eficiencia

Pere Padrosa, director general de Transporte de Cataluña, inauguró la jornada y destacó que el valor añadido de cualquier producto pasa por la cadena logística

La DGT presentó el primer proyecto piloto para la puesta en marcha de la tecnología que incorporarán los vehículos autónomos

UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte, ha celebrado una jornada en la Dirección General de Transportes y Movilidad de la Generalitat de Cataluña, en la que el presidente de UNO, Francisco Aranda, subrayó que la logística ya es entendida como un factor de competitividad y eficiencia. La patronal logística solicitó en este encuentro políticas que favorezcan una bajada de impuestos, un mercado de trabajo flexible e inclusivo, reducir la burocracia y la unidad de mercado. El encuentro fue inaugurado por el director de Transporte y Movilidad de la Generalitat de Cataluña, Pere Padrosa, quien hizo hincapié en que el valor añadido de cualquier producto pasa por la cadena logística.

Durante la jornada, financiada por el ministerio de Fomento, se analizó cómo se gestionan las cadenas de suministro en España y también a nivel internacional, poniendo el foco en la colaboración entre empresas y en la tecnología. El director de logística de Coca-Cola, Gonzalo Madurga, aseguró que la logística es un habilitador para la mejora del servicio, de los márgenes y de la gestión financiera. El directivo destacó que la integración de nuevas tecnologías nos lleva a una logística automatizada, digital, conectada y colaborativa, siempre con el objetivo de dar mejor respuesta al mercado y satisfacer a los consumidores.

Lo hizo en una mesa redonda en la que Moldstock y Dake expusieron su caso de éxito estableciendo una relación de confianza y colaboración continua. Por su parte, DSV Solutions aportó la visión del operador internacional que apuesta por la tecnología como clave en sus procesos en la integración de las distintas compañías que ha ido adquiriendo.

Capgemini presentó el estudio “The digital supply chain missing link: focus”, del que se desprenden tres palancas claves para la implantación efectiva de iniciativas digitales en la cadena de suministro: definir una estrategia y un plan claros (impulsando la digitalización desde la dirección y alienando la visión de la cadena de suministro con la visión de la empresa), construir el ecosistema que de soporte a esas iniciativas digitales (esto implica a los partners, promover la colaboración entre funciones y establecer una organización más data-driven) y activar a la organización, es decir, favorecer una mentalidad y forma de trabajo centrada en el cliente dentro de la cadena de suministro.

Entre los datos de este estudio destaca que, aunque muchas de las empresas entrevistadas están llevando a cabo proyectos piloto con tecnologías digitales, sólo una de cada siete empresas ha sido capaz de implementarlos a escala global. Es decir, el 86% de estas iniciativas fallan a la hora de escalarlas al total de la compañía. La causa reside en la falta de foco y de analítica en la puesta en marcha de los mismos.

El consultor internacional y ex directivo de 3M, Patrick Van de Vyver, Asenta, Bytemaster y Tom Tom Telematics expusieron sendos casos de éxito a través de la aplicación de las nuevas tecnologías y de técnicas colaborativas. En concreto, Van de Vyver detalló un proyecto internacional a través del cuál DHL, DSV o 3M han optimizado sus procesos logísticos a través de prácticas de colaboración horizontal para optimización del uso de hubs y del llenado de camiones en diferentes países.

Asenta expuso los resultados de un proyecto de optimización logística aplicado a una compañía industrial con mejoras de hasta un 30% en la operatividad. Por su parte, Bytemaster presentó el test que ha creado para los operadores logísticos y que mide cuál es el nivel de evolución digital de cada organización. Entre las conclusiones de las compañías que se han sometido a este test, destaca que el 12% ya aplica procesos clave de digitalización y que el 32% tiene entre sus objetivos prioritarios su implantación y desarrollo. En su ponencia, Tom Tom Telematics se centró en cómo a través del uso de tecnología sencilla y accesible es posible reducir hasta un 20% el consumo de carburante y optimizar rutas.

Los retos de la distribución de la última milla quedaron de manifiesto en una interesante mesa redonda protagonizada por Vanapedal, Nektria, Mayordomo, Ulabox y la DGT, que presentó el primer proyecto piloto para la implantación de la tecnología que llevarán los vehículos autónomos en España. La iniciativa, denominada “Autonomous Ready”, se lleva a cabo junto al Ayuntamiento de Barcelona y ha supuesto la incorporación de dispositivos tecnológicos a 170 vehículos de flotas de reparto para interpretar de manera continua el entorno (señalización, peatones, motoristas o ciclistas, etc), con el objetivo de identificar puntos de riesgo en la ciudad que permitan mejorar la infraestructura viaria y recoger datos que se utilizarán en el desarrollo del vehículo autónomo en España.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *