7 de cada 10 empresas españolas continuarán apostando por el teletrabajo a largo plazo

El 67% de las empresas que no tenían un plan para aplicarlo antes del confinamiento considerarán hacerlo más a menudo

En la era pre-Covid sólo un 4% de las empresas lo contemplaba

El teletrabajo ha llegado para instalarse en la empresa española. Esta es la principal conclusión del estudio presentado por Factorial, el software de referencia en Recursos Humanos, a través de una macroencuesta a sus principales clientes. Así, el 67% de las empresas que no tenían un plan de teletrabajo consolidado apostarán por el teletrabajo en el futuro a corto plazo.

“Antes de la crisis sanitaria, apenas un 4% de las empresas españolas aplicaban medidas activas de teletrabajo”, esclarece Jordi Romero, CEO de Factorial. “Prevemos que pasado el verano este porcentaje supere ya el 50%”, asegura.

De hecho, los números avalan esta nueva normalidad en las empresas: 7 de cada 10 compañías asegura no haber sufrido bajadas de productividad durante el confinamiento. Es más, el 35% afirma que su productividad incluso se ha incrementado.

Por lo que respecta al 16% de las empresas encuestadas que sí han sufrido un bajón en la productividad, lo achacan principalmente a los efectos psicológicos derivados de la crisis sanitaria que puedan arrastrar sus empleados (67%).

La digitalización de los Recursos Humanos, clave en el teletrabajo

Para evitar situaciones de aislamiento o bajadas de productividad de los empleados durante el teletrabajo, es importante disponer de las herramientas necesarias para su desarrollo: “Actualmente sólo el 14% de las empresas cuentan con planes de digitalización, pero se está demostrando que cada vez es más imprescindible automatizar los procesos de Recursos Humanos para ayudar a sus responsables a lo que realmente les preocupa: la toma de decisiones”, afirma Jordi Romero.

En este sentido, el 76% de las empresas encuestadas por Factorial no ha variado la forma de medir la productividad durante el confinamiento, mientras que sólo un 27% se ha centrado más en el cumplimiento de tareas y objetivos. 

El teletrabajo real implica flexibilidad, avisan los expertos

Jordi Romero, declara: “Estos datos significan una sola cosa; hay mucho espacio para la mejora en cuanto a evaluación del desempeño de trabajadores que están teletrabajando”.

Romero también avisa de que la filosofía detrás del teletrabajo no es la que se ha llevado a cabo durante la crisis: “El trabajo remoto implica mucha más flexibilidad. Por ejemplo, que puedas estar en otro país pero llevando a cabo las mismas tareas, incluso sin hacer el mismo horario de trabajo que el de tu oficina. En este caso los objetivos se priorizan por encima de las tareas”.

Autor de la imagen de recurso: Alizée Baudez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *