Checkpoint presenta la nueva solución RFreshIDTM para la gestión del inventario y la reducción del desperdicio

A pesar de la creciente preocupación por el desperdicio de alimentos, en Europa se tiran a la basura más de 89 millones de toneladas de comida[1] todos los años. El sector de la alimentación es el responsable de un 5 % del total de esa cantidad, a menudo debido a productos perecederos que han caducado, lo cual equivale a más de 4,45 millones de toneladas[2].

La gestión de las fechas de caducidad de los productos perecederos requiere que los comercios conozcan el estado de su inventario en todo momento. De hecho, la precisión del inventario no solo permite a las marcas conocer la ubicación de sus artículos en la cadena de suministro, sino también reducir las pérdidas y mejorar su eficiencia.

Hasta ahora, las tiendas realizaban frecuentes inspecciones visuales para detectar la caducidad de los productos perecederos y proceder a su renovación, pero menos de la mitad[3] utilizaban un sistema automático que les permitiese controlar el inventario, aunque no las fechas de caducidad[4].

Las empresas han de hacer frente a un problema de difícil solución. La gestión de las fechas de caducidad no solo resulta crucial para asegurar la calidad y la venta de los productos en las tiendas, sino también para proteger a los consumidores identificando y retirando de la circulación los artículos caducados.

Para ayudar a los retailers a mejorar la gestión de sus productos frescos, la compañía líder global en soluciones desde el origen al consumidor, Checkpoint Systems introduce RFreshIDTM. Gracias a la tecnología RFID, esta solución permite a las tiendas monitorizar el inventario mediante una fácil identificación de los productos próximos a caducar o que ya hayan caducado.

[1] https://ec.europa.eu/food/safety/food_waste_en
[2] https://www.eurocommerce.eu/media/134575/Food%20Waste%20Brochure%20-%20final.pdf
[3] La gestión del desperdicio de alimentos frescos en la gran distribución: Nielsen / AECOC
[4] Nielsen/AECOC

Además, esta nueva solución da información precisa de cuándo es necesario realizar una reposición de la mercancía y cuándo se necesita realizar un descuento para la venta. Los clientes que la han testado han experimentado una reducción de hasta 60%[5] en la cantidad de alimentos que desechan, y de hasta un 78%[6] en el tiempo que dedican a comprobar a mano la mercancía. También se observaron mejoras en la precisión del inventario, alcanzando hasta un 99.99%[7] en el almacén y hasta un 99%[8] en la sala de venta. Mejorando el conteo, reduciendo el desperdicio y controlando las fechas de caducidad, las tiendas consiguen un aumento de las ventas como consecuencia de la mayor disponibilidad de sus productos.

De principio a fin

La aplicación de RFreshID en origen permite a los minoristas recibir productos en tienda con la etiqueta RFID ya incluida, de forma que puedan ser rápidamente verificados, ayudando a mejorar la precisión de inventario. Para conseguir este objetivo, las etiquetas RFID de alto rendimiento de Checkpoint se aplican automáticamente durante el proceso de producción. Esto no solo mejora la precisión de los envíos distribuidos desde el punto de fabricación, sino que garantiza entregas precisas y puntuales en tienda.

Tanto en las tiendas como en los almacenes, el proceso de escaneo con RFreshID posibilita que los empleados puedan utilizar un lector de mano portátil para contar y localizar artículos específicos con rapidez y precisión. Esta herramienta se sincroniza con el software de reporting de RFreshID para proporcionar información en tiempo real sobre reposiciones, fechas de caducidad, descuentos, artículos desechados, productos que deben reponerse y artículos que están a punto de caducar o lo han hecho ya.

Finalmente, y para cerrar el círculo de principio a fin, RFreshID brinda información sobre el número de productos que han caducado y elimina automáticamente estas referencias del inventario.

La solución para alimentos frescos RFreshID de Checkpoint Systems presenta numerosos beneficios para las tiendas, ya que les permite gestionar y mostrar sus productos de un modo más eficiente. Y al reducir el desperdicio y gestionar mejor su stock, también pueden disfrutar de un aumento de las ventas.

Emanuele Soncin, Business Unit Director de de Checkpoint Systems en España, comenta: «La vida útil de los productos perecederos representa un problema para las tiendas de alimentación. Pero mejorando la gestión y la reposición del stock, no solo es posible aumentar las ventas, sino también reducir drásticamente la cantidad de alimentos que acaban en la basura. RFreshID da una gran precisión, y permite a los comercios presentar el precio correcto en el momento correcto y con el producto correcto».

[5] Estudios internos de Checkpoint
[6] Estudios internos de Checkpoint
[7] Estudios internos de Checkpoint
[8] Estudios internos de Checkpoint

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *