Cliente satisfecho = Negocio exitoso

Durante el suministro masivo, las empresas con una experiencia positiva del cliente ganan la batalla por el consumidor. Cuando se utilizan herramientas de marketing, se estudian las necesidades y los deseos de los clientes.

La información recopilada se utiliza para crear un producto y promocionarlo. Luego se incluyen en las ventas y servicio. En las tiendas físicas, se utilizan decoraciones, música, fragancias, mercadotecnia y personal. El comercio electrónico utiliza otras herramientas para crear una experiencia positiva para el cliente. Por ejemplo, fulfillment (cumplimiento o satisfacción).

El término “fulfillment” fue introducido por el gigante estadounidense del comercio por Internet Amazon. La compañía comenzó vendiendo libros. Hoy en día es un mercado en línea que ha introducido una serie de soluciones logísticas innovadoras. La base de sus mejoras consiste en la optimización de las operaciones de almacén.

El sector del fulfillment es una parte del proceso de negocio, que consiste en la ejecución del pedido. La esencia son los servicios de almacenamiento. El envío de productos desde el almacén del fabricante hasta el almacén de tránsito, el procesamiento de pedidos, el embalaje, el etiquetado y la entrega al comprador son las partes operativas importantes del negocio en línea. El nivel de satisfacción del cliente depende de la calidad de la ejecución.

Los clientes del comercio electrónico usualmente son particulares y pequeñas empresas. Hay dos opciones para realizar servicios fulfillment: para modelos B2B y B2C. Las diferencias entre ellos surgen en la etapa de entrega al consumidor final, en la “última milla”. En el sector B2B, la carga se entrega a los almacenes del cliente, al sitio de producción o a los puntos de venta. En el B2C, los pedidos se entregan específicamente al comprador o a los puntos de entrega. El fulfillment para el modelo B2C incluye trabajos de devoluciones.

Por lo general, las medianas empresas del comercio electrónico son las que recurren a los centros de servicios fulfillment. Las pequeñas empresas no tienen un flujo estable de pedidos y considerables volúmenes de ventas. Los principiantes del comercio electrónico logran apañárselas por sus propios medios. Es más rentable para las grandes empresas mantener sus propios espacios de almacenamiento. Para las medianas empresas, cuando embalar en casa en el sofá se vuelve imposible, y alquilar un almacén de manera continua aún no es rentable, los centros de servicios fulfillment se convierten en la mejor solución.

Karol Baranchuk, Subdirector de Gestión de Operaciones de AsstrA

Entre los Clientes corporativos hay empresas del comercio electrónico. El negocio del comercio electrónico no conoce límites. Los representantes jóvenes y ambiciosos del comercio minorista en línea se están desarrollando dinámicamente y buscan socios logísticos confiables. El proveedor de transporte y logística internacional ayuda a los socios en el desarrollo de nuevos proyectos y de nuevos territorios“, compartió Karol Baranchuk, Subdirector de Gestión de Operaciones de AsstrA para el grupaje de envíos y el transporte aéreo.

La compañía AsstrA ofrece entregas ininterrumpidas para ventas al por menor tanto a tiendas físicas B2B como a tiendas online B2C. La organización de los servicios de almacén junto con la elección del modo de transporte y de la ruta, ayudan a entregar los productos a los Clientes en poco tiempo. Porque la pronta entrega juega un papel clave en la satisfacción del Cliente.

Más información: AsstrA

error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *