Damm se compromete a disminuir un 20% sus emisiones de CO2 en logística

·       La compañía se adhiere a la iniciativa Lean&Green para reducir su huella de carbono y se marca nuevos objetivos para un plazo máximo de cinco años

·       Lean&Green es la iniciativa europea, impulsada en España desde AECOC, para reducir el impacto de los procesos logísticos en la emisión de gases de efecto invernadero

Damm da un paso más para integrar la sostenibilidad a toda su estructura de negocio. La compañía se adhiere a la iniciativa Lean&Green para reducir el impacto que se genera a partir de su actividad logística. Concretamente, se compromete a reducir un 20% sus emisiones de CO2 en un plazo máximo de cinco años.

La adhesión de Damm a esta iniciativa global pone de manifiesto el compromiso de la compañía para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, así como el impulso hacia la descarbonización. En este sentido, Damm se encuentra inmersa en un plan de transformación de su flota de vehículos hacia otros impulsados por gas natural o vehículos eléctricos que generen el mínimo impacto ambiental, así como en la aplicación de nuevos sistemas de embalaje sostenible.

“La apuesta de Damm por crecer al tiempo que reducimos el impacto de nuestra actividad es una constante en la compañía -asegura Juan Antonio López Abadía, director de Optimización de Energía y Medio Ambiente de Damm-; en este sentido, nuestra adhesión a la iniciativa Lean&Green supone redoblar nuestro compromiso en el ámbito de la logística, donde ya estamos trabajando para que nuestra actividad y la de nuestros colaboradores sea tan sostenible como sea posible”.

Damm apuesta por las renovables

Además de los últimos avances de la compañía en el ámbito de la logística, Damm también ha impulsado una política de mejora continua en su desempeño energético con el objetivo de que todos sus procesos productivos sean respetuosos con el medio ambiente.

En este sentido, el uso de electricidad con certificado de garantía de origen verde y la mejora de la eficiencia en sus fábricas han permitido a Damm reducir la cantidad de CO2 que emiten sus plantas de producción y envasado en más de 2.600 toneladas anuales, lo que equivale a la plantación de más de 1.000 ejemplares de pino carrasco cada año.

El objetivo de Damm, que cuenta desde 2008 con un Departamento de Optimización Energética, es reducir el consumo de recursos naturales, revalorizar subproductos y generar energía de origen renovable mediante la cogeneración, el biogás o la captación de energía solar y fotovoltaica.

error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *