Todo sobre las compras online en España y la seguridad en Internet

Internet ha revolucionado el mundo. Si hace tan solo un par de décadas te llegaban a decir que ibas a poder comprar todo lo que necesitas de forma rápida y cómoda y sin tener que salir de casa, probablemente no te lo habrías creído. Pero lo cierto es que, hoy en día, tan solo un 2 % de los españoles se niega a comprar por Internet, mientras que las adquisiciones realizadas de forma online ya suponen un 12 % del total. Y la cosa crece a velocidades de vértigo.

En consecuencia, el sector de la logística también ha dado un vuelco. Con el auge del comercio online, se precisan entregas más ágiles, rápidas, flexibles y eficientes. Pero esto no impide que a veces surjan problemas.

Seguro que alguna vez te ha llegado a casa algún artículo defectuoso o equivocado, ¿verdad? Este es uno de los riesgos que presenta esta forma de comerciar, pero no es el único. Si quieres saber cómo comprar por Internet de forma segura, entonces no puedes perderte las siguientes líneas.

Las 4 reglas básicas para comprar online de forma segura

Internet nos ofrece cantidades ingentes de información para aprender a realizar una compra online segura. En cualquier caso, queremos poner a tu disposición las mejores reglas y consejos. Nos preocupa tu tranquilidad, y queremos demostrártelo. Así que coge tu libreta y toma buena nota. ¡Te garantizamos que vas a aprender mucho!

1. Inspecciona el artículo adquirido nada más recibirlo en tu casa

Como ya te hemos adelantado, en ocasiones los pedidos sufren ciertos desperfectos durante su envío. Esto puede deberse a que los establecimientos online no siempre contratan a las mejores empresas de logística. Por otra parte, la orden del pedido también puede fallar, por lo que podrías acabar recibiendo un producto que no pediste.

Por estos dos motivos, es muy importante que inspecciones el producto inmediatamente después de recibirlo. De esta manera, estarás seguro de que cumplirás los plazos legales de devolución comprometidos por el ecommerce y podrás aprovechar la garantía.

2. Haz uso y conoce bien tus derechos

Muy al hilo de lo anterior, tu adquisición en línea ha de contar con una serie de garantías, dentro de las cuales destaca el derecho de devolución. La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios señala que puedes anular la compra online en un plazo de catorce días naturales (que puede ser mayor en función de cada vendedor).

Además, si la mercancía recibida no cumple las especificaciones anunciadas o está defectuosa, también tienes derecho a la reparación, la devolución o a canjear el producto por otro. Todo ello conlleva una serie de molestias que, no obstante, las empresas de logística actuales están bastante bien preparadas para minimizar.

En otro orden, el Reglamento General Sobre Protección de Datos señala que las tiendas onlinesolo tienen permitido recopilar la información justa y necesaria para poder cerrar una venta contigo. Así que comprueba qué tipo de datos requieren de ti, y para qué. De todas maneras, recuerda que también tienes derecho al olvido (es decir, a exigir que se eliminen los datos personales que facilitaste).

Finalmente, los ecommerce están obligados a mostrarte las siguientes secciones:

– Aviso de privacidad.
– Condiciones de uso.
– Condiciones de venta.

Si no encuentras dicha información en la página (o aparece mal redactada o incompleta), te aconsejamos abandonar la compra.

3. Comprueba el contenido de la página

Existen multitud de tiendasonline falsas difuminadas en la red cuyo objetivo principal es estafarte de una u otra forma. ¿El problema? Que suelen imitar bastante bien a las tiendas reales.

De todas maneras, existen ciertos indicios que puedes chequear si no estás 100 % seguro de la legalidad de la página web en la que estás:

– Pueden presentar faltas de ortografía y gramaticales.
– Los sellos de calidad pueden ser falsos. En ese sentido, bastaría con que hagas clic sobre ellos para comprobarlo.
– Presentan una dirección sospechosa que incluye abreviaturas o terminaciones inusuales.

4. Recopila tanta información como necesites

Si es tu primera vez en una página y no te transmite la suficiente confianza, buscar información al respecto puede serte tremendamente útil. En cualquier caso, te recomendamos llevar a cabo lo siguiente:

– Mira los comentarios y valoraciones al respecto del establecimiento online.
– Comprueba el número de Registro Mercantil de la empresa.
– Si tu desconfianza viene porque has encontrado una ganga, compara el precio con el de otros productos similares. Si este difiere sensiblemente, es probable que se trate de una estafa.
– Asegúrate de que aparece «https://» en la dirección web.
– Evita pagar por adelantado o mediante transferencia.
Otras formas de incrementar el nivel seguridad son:
– No compres si estás usando una red pública.
– Recurre a extensiones que identifiquen páginas fraudulentas (por ejemplo FlagFox).
– Comprueba la vulnerabilidad del establecimiento online con páginas como magereport.com.

Y como consejo final, si quieres contar con más información al respecto de las compras online seguras, puedes visitar este enlace de la Organización de Consumidores y Usuarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *