La logística, un valor al alza en las organizaciones

  • La gestión integral de la cadena de suministro, modelos de entrega sostenibles y la proactividad en la resolución de incidencias han destacado como los puntos clave para mejorar la rentabilidad logística.
  • Directivos de compañías de referencia han analizado los desafíos a los que se enfrenta la logística para mantener la eficacia y la competitividad.

En el contexto actual marcado por los rápidos cambios del mercado y el creciente nivel de exigencia de los consumidores, la logística tiene un papel determinante en la toma de decisiones estratégicas y el crecimiento de las compañías.

La relevancia de la logística para el éxito del negocio y la rentabilidad de la cadena de suministro han sido las protagonistas del Think Tank “Logística eficiente: una estrategia competitiva y rentable” impulsado por Celeritas y organizado por Dir&Ge. Durante el encuentro, los directivos han señalado la necesidad de contar con procesos logísticos optimizados para responder a las expectativas del cliente en momentos clave como son la entrega o disponibilidad de stock, dado su impacto en las operaciones y en la cuenta de resultados.

LA LOGÍSTICA COMO FACTOR CLAVE DE LA RENTABILIDAD

El crecimiento del comercio electrónico ha elevado los estándares de calidad esperados por los consumidores, lo que ha provocado que las compañías tengan que modificar y optimizar sus procesos, especialmente logísticos, para dar respuesta a las demandas de un mercado cada vez más exigente y competitivo. “Los departamentos logísticos están tomando más relevancia dentro de las organizaciones como consecuencia del auge del ecommerce y su papel clave tanto en la experiencia de cliente como en la fidelización y el incremento de las ventas. Las necesidades y exigencias de los clientes en el comercio electrónico se han trasladado también al resto de canales”, ha señalado Leonardo Bisignano, Supply Chain Manager de Artsana.

La evolución y transformación reciente de la logística se ha convertido en un elemento diferenciador y de rentabilidad para las organizaciones. Para Carlos Vargas, Distribution Manager Spain & Portugal (SASW Europe) en Hilti, “el éxito del negocio depende de una gestión eficaz de la cadena de suministro. La alta dirección de las compañías entiende cada vez más el valor de la correcta administración de todos los procesos logísticos y su influencia en los resultados”.

A pesar de todo, los directivos advierten del riesgo que las estrategias logísticas actuales suponen para los márgenes de rentabilidad de los negocios. “En el afán por competir con las grandes compañías de comercio electrónico, los retailers han adaptado sus servicios y el cliente se ha acostumbrado a unos estándares de calidad muy altos, lo que conlleva un aumento en el coste de equipos y procesos. Es importante, en este sentido, también trasladar al mercado el impacto de los nuevos hábitos de consumo y sensibilizar sobre su racionalización”, ha explicado Marta Panera, Regional MarComms Director France, Spain and Portugal en Foreo Group.

Encontrar el equilibrio entre inversión y rentabilidad es el principal desafío de las empresas para impulsar la competitividad logística. “Las marcas debemos establecer hasta dónde estamos dispuestos a llegar para satisfacer las exigencias del consumidor y trabajar la eficiencia para que los costes no comprometan ni los resultados del negocio ni la experiencia de cliente”, ha asegurado Alejandra Lancis, Responsable Logística en Verdecora.

Por su parte, Miguel García, Director Regional en Selecta, ha destacado que no hay una hoja de ruta fija para el éxito de la logística, sino que “cada compañía deberá determinar el valor que el comercio electrónico tiene para su negocio y poner las medidas necesarias para mejorar de manera eficaz sus estrategias”.

HACIA UN NUEVO ESCENARIO LOGÍSTICO

La sostenibilidad, las nuevas opciones de movilidad y la creación de experiencias de entrega satisfactorias se han convertido en los principales retos de las estrategias logísticas. En este contexto, las marcas se apoyan en las herramientas tecnológicas para poner en marcha procesos más ágiles y flexibles que les permitan optimizar los márgenes. “Gracias a soluciones como el IoT o la inteligencia artificial se pueden realizar previsiones de demanda, realizar ajustes de stock, mejorar la fiabilidad de las operaciones y la trazabilidad de los pedidos y optimizar la gestión de almacenes a través de modelos predictivos”, ha explicado Jesús Arce, Director de Logística en Neck & Neck.

La aplicación eficaz de los datos y la incorporación de talento capaz de analizar la información para mejorar la toma de decisiones será clave en el futuro de la logística. “Nuestro objetivo ha de ser el de adoptar un enfoque proactivo de la gestión de incidencias en los procesos logísticos, algo que solo será posible con una cadena de suministro totalmente integrada y conectada con proveedores, colaboradores y clientes”, ha asegurado Miguel de la Hera, Delivery Experience Manager ES & PT en Zooplus.

La omnicanalidad seguirá siendo protagonista en las compras, por lo que la “fiabilidad del stock es un aspecto crítico” ha señalado Mireya Masclans, Head of Ecommerce & CRM en ToysRus. “Las tiendas físicas son puntos activos de la cadena de suministro, se han convertido en almacenes, y deben estar perfectamente coordinadas con todos los procesos logísticos para garantizar un buen servicio al cliente”.

La entrega en red de puntos de conveniencia se presenta, según los directivos participantes en el Think Tank, como una de las modalidades más eficaces y favorables tanto para el negocio como para los consumidores. Oriol López, Director Comercial y de Marketing en Celeritas, concluía el encuentro poniendo en valor esta solución de entrega. “Los puntos de conveniencia garantizan la satisfacción del cliente al mismo tiempo que reducen los costes logísticos, impulsan la sostenibilidad y la rentabilidad. La innovación en la oferta de modalidades de entrega es un ejemplo del cambio cultural que se ha producido en las organizaciones para dar respuesta a las necesidades y expectativas del consumidor, lo que indica el valor de la logística en el proceso de relación con el consumidor, en el incremento de las ventas y la competitividad de las compañías”.

error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *