Soluciones interesantes para mejorar la última milla

Fuente: Parkunload 

Los últimos kilómetros en la entrega de un producto suponen el 30% de su coste total, y 30 de cada 100 paquetes no llegan a entregarse en el primer intento.

La entrega de última milla es un punto crítico para empresas, vehículos de logística e instituciones de movilidad. Para estos, suponen problemas de planificación y estructurales, daño al medioambiente, ineficiencia y costes elevados. Sin olvidar que, colateralmente también, afecta a vecinos, usuarios de servicios de venta online y en general, a todos.

Sin ir más lejos, el mayor impacto del reparto de productos se origina en los últimos kilómetros de la entrega, y están principalmente motivados por:

  • La planificación urbana. Es un punto clave en logística ya que impacta en el acceso a la ciudad, la demanda de tiempo y espacio para vehículos logísticos.
  • La congestión del tráfico y la contaminación. Son temas que toman cada vez más cabida en políticas de responsabilidad social corporativa, pero cuyas soluciones pueden llegar a descartarse por incurrir en un precio excesivamente elevado.
  • Una mala distribución, señalización, dimensiones o insuficiencia de zonas destinadas a carga y descarga o vehículos DUM.
  • La distribución de poca mercancía de manera muy capilar, sin cumplir con un mínimo de carga establecido. Esto ocasiona que más vehículos se muevan por las carreteras, agravando los problemas anteriores.
  • La seguridad de cumplir con los plazos de entrega a cliente, en tiempo y lugar, para coordinar una entrega efectiva, y a la primera. Las empresas se esfuerzan por dar soluciones visuales de la entrega del pedido, y cada vez más inmediatas o “express”.Los problemas comentados pueden atacarse por medio de una redefinición de la logística en la última etapa del ciclo de entrega de un producto; además de:
  • Apostar por un software y solución digital que coordine y administre las zonas de estacionamiento para vehículos de Distribución Urbana de Mercancías (DUM). Estas ofrecen a los conductores de flotas una planificación de ruta más eficiente por medio de una solución app. Estas herramientas optimizan las rutas de reparto y evitan zonas con alta congestión de tráfico. Para las instituciones esto permite un control de estacionamiento gratuito en tiempo real de manera digital, y posibilita su monetización. Un estudio reciente desde Parkunload demuestra que cuando las zonas de carga están reguladas digitalmente, el estacionamiento ilegal o no autorizado se reduce en un 50%. Además, la rotación de estacionamiento se incrementa en un 30% permitiendo una mayor utilización (por más vehículos) del mismo espacio de parking.
  • Garantizar zonas para vehículos de transporte urbano y dimensiones adecuadas para las flotas. Además, de gestionar y optimizar la utilización de estas mediante el uso de tickets de estacionamiento regulados.
  • Crear micro-hubs de distribución o almacenes urbanos por zonas que acorten los últimos traslados más eficientes. La gestión y priorización del acceso de estos vehículos a los hubs también debe contemplarse.
  • Disponer lockers o métodos de reparto y recogida alternativos facilitando la recogida por parte del destinatario;
  • Implementar jornadas de reparto nocturno para aquellas mercancías que lo permitan.
  • Fomentar el uso de vehículos híbridos o eléctricos que generen menos contaminación y reduzcan la huella de carbono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *