Cómo ser eficiente en el almacén y no perderse por el camino

Es clave para el buen funcionamiento de toda la cadena de distribución de la mercancía de cualquier empresa que pongamos orden en el almacén. El uso de etiquetas aporta mayor eficiencia en el almacenaje, es altamente beneficioso y contribuye a facilitar el trabajo diario. Una buena organización e identificación son indispensables. Con la simple incorporación de un sistema de etiquetado claro, lógico e integrado, se puede mejorar la eficacia de la cadena de suministro, la visibilidad de los productos, el aumento de la productividad y la diminución de la frecuencia de los errores en el picking. 

Tres pasos para etiquetar y no perderse por el camino

Brother cuenta con una amplia experiencia y variedad en cuanto a soluciones para la logística y el transporte, y propone seguir unos principios elementales con los cuales el buen funcionamiento de cualquier almacén está asegurado:

  1. Definir claramente el método de identificación de las estanterías

Empezar por identificar dónde comienzan y terminan las unidades de almacenamiento es básico para conseguir una localización clara de las mercancías. Debemos resaltar que todos los almacenes siguen el mismo sistema, por lo que tener esta información visible sirve como un identificador útil para los equipos en el terreno. El tamaño de las unidades y ubicaciones probablemente se definirá por el tipo de inventario, así que esto debe tenerse en cuenta para los planes de identificación en las estanterías. Si se opta por muchas ubicaciones pequeñas, hay que recordar asignar atributos de identificación únicos a cada una de ellas en lugar de asignarlos a todo el estante en sí. 

Tener un buen sistema de etiquetado en los estantes del almacén desde el principio también prepara el camino para una escalabilidad exitosa, ya que permite añadir o eliminar etiquetas a medida que se amplía el espacio.

  1. Etiquetar las estanterías en orden ascendente

Cuando se empiezan a etiquetar los racks, debe hacerse desde abajo hacia arriba usando dos dígitos. No solo es un proceso lógico, sino que permite que la operación se escale sin tener que rediseñar todo el sistema de identificación. Esta consistencia (incluyendo el lugar de la estantería si está etiquetado y la numeración lógica) ayudará a los operarios a encontrar lo que buscan de la manera más rápida y eficiente posible. A modo de ejemplo, la fila inferior de la estantería del almacén debe etiquetarse como «01», la segunda como «02» y así sucesivamente.

  1. Utilizar el tipo correcto de etiquetas

El siguiente paso es determinar qué etiquetas utilizar. La selección de las etiquetas adecuadas tendrá un gran impacto en la eficiencia. Factores clave para esta decisión: la legibilidad, para garantizar que las etiquetas funcionen con los escáneres de recogida existentes (lo que probablemente significa una lectura de códigos de barras de hasta 300dpi y etiquetas de hasta 4 pulgadas de ancho) y el material, que determinará su duración y resistencia. 

Si las etiquetas no cumplen los requisitos en cuanto a durabilidad, permanencia y tipo de superficie, así como la posible exposición a temperaturas extremas, luz solar y productos químicos, podría incluso provocar que la actividad se paralizara. Las etiquetas de metal magnético suelen considerarse la opción más duradera para las estanterías de almacén, pero hay otras alternativas también de gran resistencia, como las etiquetas térmicas y las etiquetas laminadas, que están disponibles a un coste mucho menor.

Conseguir el objetivo: un almacén eficiente

Brother propone utilizar siempre los mejores sistemas de impresión para almacenes y centros de distribución,pensados para desarrollar un etiquetado claro y lógico que posibilite automatizar los procesos y lograr una eficiencia óptima. Disponer de una información de etiquetado correcta y fácilmente accesible, incluyendo los códigos de barras que podrían conectarse al sistema de gestión de almacenes, permitirá aumentar rápidamente la eficacia de las operaciones, controlar el inventario, aumentar la velocidad de rotación del stock y atender mejor a la demanda. Más información en brother.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *