La nueva caja chainflex CASE para cables reduce el 84% de los costes de envío

Con la nueva caja chainflex CASE, los usuarios pueden implementar de forma rápida y económica un sistema de almacenamiento compacto para cables, con desenrollado directamente desde la bobina.

igus ha desarrollado una nueva solución logística para sus cables especiales para cadenas portacables. Con chainflex CASE, ahora el usuario ahorra por duplicado. En lugar de entregarse por un servicio de mensajería tipo “courrier”, el cable se envía mediante paquetería estándar dentro de una caja apilable y resistente, lo que reduce significativamente los costes de envío y almacenamiento. El cable puede desenrollarse directamente desde la caja y cortarse a la longitud deseada. Además, chainflex CASE lleva incorporado un código QR que permite solicitar de nuevo el cable con facilidad y rapidez.

A partir de ahora, los cables chainflex de igus se podrán entregar con una bobina en el interior de la caja: chainflex CASE. igus ha desarrollado una solución logística especial para los productos de venta por metros. En lugar de la habitual entrega de bobinas en un palet enviado por transporte “courier”, con el chainflex Case los cables se envían mediante servicio de paquetería estandarizado en una caja de 50x45x40 cm. «De esta forma, los clientes pueden ahorrar hasta un 84% de costes de envío», explica Andreas Muckes, responsable de producto de los cables chainflex de igus. Pero chainflex CASE ofrece aún más ventajas prácticas. Las cajas no solo son fáciles de enviar, sino que también son apilables, lo que permite establecer rápidamente una zona de almacenamiento a medida donde se desee. chainflex CASE también es una solución práctica para las empresas que no tienen capacidad suficiente para un almacén de cables grande y costoso y que, por lo tanto, guardan sus cables en estanterías. Los cables se encuentran protegidos y pueden desenrollarse con facilidad directamente desde la caja, por medio de una bobina especialmente diseñada. El trabajo de la manipulación adicional, los costes de una carretilla elevadora, un desenrollador de cables o un caballete para bobinas ya son cosa del pasado. «Como la caja está hecha completamente de cartón corrugado, es extremadamente ligera a la vez que robusta y además, fácil de reciclar», afirma Andreas Muckes.

Solicitud de pedidos repetidos hasta un 60% más rápido

Pero ¿y qué pasa cuando se termina el cable? igus también ha ideado un sistema innovador para cuando esto ocurre. Todas las cajas llevan con un código QR, cuando se escanea te lleva directamente a la tienda online de igus al mismo producto. Esto significa que el cable puede pedirse de nuevo con solo unos clics, sin tener que perder tiempo buscando la referencia. La nueva chainflex CASE de igus se ofrece para cables de control, datos, bus, servo, medición y motor, y está disponible en stock y sin pedido mínimo. La longitud máxima de los cables es de 200 m con un peso máximo de 70 kg. Todos los cables de igus están diseñados específicamente para su uso en cadenas portacables y probados en su laboratorio de 3.800 m². El cliente recibe una garantía de 36 meses para los cables, única en su sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *