Metabo prepara su almacén de producción para el futuro: Con una buena planificación y trabajo en equipo se logra una exitosa modernización

Con numerosos componentes obsoletos era todo un desafío lograr el correcto funcionamiento del almacén de producción de Metabo construido hace 24 años. Tras un análisis detallado de la instalación, los expertos en retrofit de viastore señalaron todos los elementos críticos y elaboraron una hoja de ruta vinculante de las medidas necesarias. Con una buena planificación previa, Metabo superó las tres semanas que duró la fase de modernización sin escasez de suministro y volvió a garantizar la disponibilidad de su almacén a largo plazo.

Fue en 1995 cuando el fabricante de herramientas eléctricas profesionales, encargó a viastore SYSTEMS, proveedor internacional de sistemas intralogísticos, la construcción de un nuevo almacén automático para el abastecimiento de la producción a fin de crear capacidades para poder seguir creciendo.

En el almacén de producción de Metabo, construido hace 24 años, había numerosos componentes obsoletos.

Actualmente, Metabo tiene una cifra de negocios de casi 500 millones de Euros – y el almacén todavía abastece el montaje de forma segura con componentes y materias primas. Sin embargo, al cabo de 24 años ya no es tan fiable y hay que evitar el riesgo de una parada, porque el almacén siempre tiene que estar disponible. Es imprescindible que las reposiciones lleguen al lugar de montaje en un plazo máximo de cuatro horas. “viastore nos recordaba periódicamente que unos componentes obsoletos de nuestra instalación suponían un riesgo para la disponibilidad”, explica Bosch.

Un análisis de la instalación como base

Finalmente, en 2018, se tomó la decisión de aumentar y garantizar, para los próximos años, la disponibilidad del almacén y la fiabilidad funcional. Para ello, viastore realizó un análisis exhaustivo de todo el sistema. “Con este análisis identificamos claramente los riesgos y podemos derivar las actuaciones correspondientes. Además, elaboramos propuestas para la reorganización, ya que a menudo los procesos de nuestros clientes cambian a través de los años”, ilustra Breuer. El análisis dio también como resultado que un gran número de componentes estaban obsoletos, pero ante todo el hardware informático para la comunicación con el sistema de transportadores, que aun utilizaba el antiguo Sinec L2 FMS. El ciberataque de 2017 fue el punto de partida para plantearse seriamente la modernización del almacén, ya que en aquel entonces el virus Petya infectó a más de 1.000 estaciones de trabajo y 350 servidores de Metabo, causando una interrupción de la producción y suministros que duró varios días.

Tras un análisis exhaustivo del sistema, Metabo tomó la decisión de llevar a cabo un retrofit integral.

Basados en el análisis de la instalación, la empresa tomó la decisión de no solamente modernizar componentes individuales sino de llevar a cabo una modernización integral. “Los trabajos preparatorios necesarios fueron considerables”, recuerda Dennis Bosch. Para que Metabo pudiera planificar esta operación, viastore presentó, además del análisis de la instalación, un marco temporal que la empresa necesitaría para realizar el retrofit. En una hoja de ruta se estableció de forma detallada en qué momento se realizaría cada trabajo, y junto a ello se sabía exactamente cuándo y durante cuánto tiempo estaría parada la instalación.

En un plazo de tres semanas el almacén de producción ha sido totalmente modernizado.

Totalmente modernizado en tres semanas

Durante las tres semanas anteriores a Semana Santa de 2019, el sistema logístico se modernizó a fondo: Los antiguos controles S5 se sustituyeron por modernos S7, el carro de transfer que conecta los pasillos de salida de los transelevadores (SRM) con las estaciones de picking se dotó con un nuevo accionamiento. También se modernizaron los sistemas de control y accionamientos de las tres puertas cortafuego que, en caso de incendio, separan el área de estanterías de la cabecera y el resto de la nave. Con los nuevos sistemas se realiza el control de liberación inclusive la alimentación eléctrica de emergencia. De este modo se garantiza que en caso de incendio se libere la línea de transportadores en las puertas cortafuego y que puedan cerrarse con seguridad.

Con el apoyo activo del cuerpo de bomberos de la empresa los transelevadores antiguos se retiraron y los nuevos se introdujeron a través de aperturas en la cubierta.

También se reformó el control del flujo de materiales: Ya no está concebido como hardware, sino que se ejecuta en un servidor virtual que se encuentra en un ordenador central con las correspondientes garantías de seguridad. El sistema de visualización también fue actualizado. Se modernizaron los transelevadores y los transportadores conectándolos con el sistema de bus actual. Finalmente, el control S7 de los transportadores está conectado mediante Ethernet con sistemas superiores, de modo que a partir de ahora se puede realizar el mantenimiento de la instalación y de cada uno de sus componentes de forma remota.

Un 30 por ciento más de rendimiento por la sustitución de los transelevadores

viastore calculó las mejoras de rendimiento que resultarían de la sustitución de los transelevadores por modelos actuales en comparación con la mera modernización de los dispositivos antiguos, y también los costes adicionales que esto supondría. Con transelevadores dinámicos completamente nuevos se logró un aumento del rendimiento del 30 por ciento. Los dos dispositivos antiguos y los carriles de traslación se retiraron a través de dos aperturas en la cubierta y por las mismas se introdujeron los transelevadores nuevos.

Ya poco después de poner en servicio el sistema modernizado se observa un notable aumento del rendimiento.

El cuerpo de bomberos de la empresa se encargó de la seguridad en la cubierta y además ayudó en la retirada e introducción de los mástiles. Para realizar un proyecto de esta índole es importante que funcione la interacción entre los expertos y el personal del cliente.

Un aumento de rendimiento del almacén

Todavía es muy temprano para dar cifras concretas pero el rendimiento crecerá, en una magnitud de dos dígitos. Los operarios en el almacén ya constataron que el sistema es más rápido. No solamente se extraen más rápidamente las mercancías, ahora también los registros de datos están disponibles de inmediato. Con el mantenimiento remoto es posible rápidamente corregir incidencias online. Además, disminuye el consumo de energía porque en los nuevos transelevadores el acoplamiento por el circuito intermedio se encarga de la compensación interna de energía de las cargas motrices y generadoras.

error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *