Sólidas, robustas y preparadas para el frío: estas son las carretillas Baoli para cámaras frigoríficas

Baoli es consciente de que el trabajo con una carretilla dentro de una cámara frigorífica debe ser atento y cuidadoso. No solo para evitar el deterioro de los componentes electrónicos sino para alargar la vida útil de la maquinaria. Para contribuir a ello, los modelos preparados para cámara frigorífica de Baoli son robustos y sólidos y trabajan con un único objetivo: combatir las temperaturas extremas.

Mediante un tratamiento especial, las carretillas elevadoras están protegidas para entrar y salir frecuentemente de las cámaras frigoríficas. En ellas es destacable el motor eléctrico IP 54, que contribuye a que el agua no penetre en su interior. En las carretillas preparadas para cámaras frigoríficas Baoli, el cableado eléctrico cuenta con una protección especial a prueba de agua, mientras que el aceite hidráulico apto para bajas temperaturas consigue un extraordinario rendimiento de la máquina en entornos fríos. Por estos detalles técnicos, Baoli logra ampliar el rango de temperatura hasta -20oC en sus carretillas preparadas para cámaras frigoríficas.

Protección frente a la humedad

El tratamiento anticorrosión de las carretillas Baoli evita los daños que ocasiona la humedad en los diferentes componentes. Este recurso hace que tanto la estructura como el interior de la carretilla queden muy bien protegidos. De tal forma que sistemas tan importantes como el chasis, el mástil, el tejadillo protector, el cableado, el respaldo de carga, las horquillas, el contrapeso, los cilindros de elevación, los cilindros basculantes y los ejes delanteros y trasero quedan salvaguardados ante la corrosión generada por la humedad.

En la cabina, el conductor trabaja en un clima agradable, ya que las carretillas Baoli también se pueden equipar con calefacción y sólidos vidrios, que actúan como barrera frente al frío. 

Buenas prácticas para alargar la vida útil 

Baoli presta especial atención en concienciar al usuario de la importancia de mantener unas buenas prácticas. Solo así se pueden controlar de forma directa los efectos de la condensación y frenar el deterioro de los componentes.

Supervisar el tiempo que la máquina pasa dentro y fuera, llevar a cabo un mantenimiento periódico, verificar el funcionamiento de todos los equipamientos, chequear el estado general de la máquina, engrasarla y limpiarla de forma regular harán que las carretillas especiales para el frío Baoli tengan un comportamiento extraordinario en temperaturas bajo cero. 

Red de distribución 

Las carretillas contrapesadas térmicas y diésel de gran tonelaje para el frío se introducen en el área EMEA a través de la red de distribuidores Baoli. Es precisamente este uno de los puntos fuertes de la marca, ya que son los distribuidores quienes actúan con un conocimiento profundo en cada área, favorecen el suministro de piezas de repuesto inmediato y garantizan un excelente servicio de preventa y posventa. 

La página web de la compañía en España permite descubrir las principales innovaciones tecnológicas y de producto de la marca y se ha convertido en el punto de referencia para clientes, distribuidores y sector logístico en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *