Toughbook ha identificado tres ventajas competitivas para el uso de dispositivos móviles

El mercado de la automatización industrial ofrece cada día más innovaciones tecnológicas. Por ello, el abanico de posibilidades en términos de hardware también es cada vez más amplio y la asociación de la idea de Human-Machine Interface (HMI) a la de un PC industrial clásico e inmóvil queda totalmente desfasada. 

Panasonic Mobile Solutions, que con su gama TOUGHBOOK es el líder del mercado europeo con un 45% de cuota de mercado de portátiles y tabletas resistentes profesionales, ha identificado 3 ventajas competitivas para el uso de dispositivos móviles con aplicación en automatización industrial, robótica y mecatrónica. 

Un cambio de paradigma en el concepto de interfaz hombre-máquina

La disponibilidad de nuevos modos de gestión de HMI hoy en día abre la puerta a la posibilidad de concebir el control de las máquinas de una manera totalmente nueva; un ejemplo de ello es la posibilidad, para cada fabricante y usuario de máquinas, de elegir el modo más eficaz entre SCADA, VNC, servidor web, HTML5 o incluso una app para su propio caso práctico.

Una consecuencia natural de esta posibilidad es también la elección del tipo de hardware que se va a utilizar. En el pasado el PC industrial era necesariamente una parte integrante de la máquina. Hoy, en cambio, es posible concebir una nueva forma de utilizarlo: la elección de un dispositivo móvil profesional robusto permite disponer de toda la fiabilidad de un producto diseñado para su uso en un entorno industrial. Sin embargo, también cuenta con la flexibilidad de realizar operaciones en varios puntos de la línea de producción, evitar la instalación de paneles redundantes y utilizar una única unidad HMI para trabajar en diferentes elementos o partes del proceso.

Para facilitar más al operador se disponen de ordenadores portátiles o tabletas extremadamente ligeros y ergonómicos con la posibilidad de ser combinados con accesorios como asas o correas de hombro para una máxima manejabilidad. Las estaciones de acoplamiento no se abandonan, sino que vuelven a encontrar el papel de alojamiento flexible y utilizable en caso de necesidad o en momentos de inactividad del dispositivo.

Ahorro de TCO

Un estudio de IDC* muestra que equipar a los trabajadores con portátiles, tabletas y dispositivos de mano resistentes como los de la gama TOUGHBOOK de Panasonic puede suponer un ahorro del 15% en 5 años en el coste total de propiedad (TCO) en comparación con los dispositivos de consumo.

Esto se debe a que, por una inversión menor en el momento de la compra, los dispositivos de consumo se revelan rápidamente inadecuados para el propósito: no están diseñados para los entornos de trabajo más exigentes y carecen de la longevidad, la conectividad, la resistencia a todas las condiciones ambientales y la flexibilidad de configuración requeridas para las necesidades empresariales, haciendo rápidamente inútil el gasto en TIC realizado por la empresa. 

En cambio, los dispositivos robustos diseñados para el uso en un entorno industrial son capaces de proporcionar:

  • Resistencia a las caídas y protección contra el polvo.
  • Posibilidad de uso con guantes.
  • Resistencia a las vibraciones conforme a las normas militares.
  • Pantallas claramente visibles en todas las condiciones de luz.
  • Funciones integradas como lector de código de barras, cámara térmica o cámara 3D para mediciones en 3D.
  • Funcionamiento garantizado incluso a temperaturas extremas.
  • Un equipo de preventa y posventa que garantiza un servicio B2B de primera calidad en todo momento.
Cumplimiento de las directrices del plan nacional de Transición 4.0

El plan nacional de Transición 4.0, destina su crédito fiscal a incentivar a las empresas que inviertan en nuevos bienes de equipo, tangibles e intangibles, funcionales a la transformación tecnológica y digital de los procesos productivos. A este respecto, cabe recordar que la elección de los dispositivos móviles robustos que se utilizarán como interfaz hombre-máquina responden perfectamente a los requisitos señalados en el plan. Concretamente, este dictamina que las máquinas y las instalaciones deben estar equipadas con un sistema de hardware -que puede estar a bordo de la máquina o a distancia- sencillo e intuitivo, capaz de garantizar una lectura sin errores, incluso con equipos de protección personal y en las condiciones ambientales del departamento de producción.

Un dispositivo totalmente robusto satisface fácilmente ambas necesidades, ya que puede utilizarse con guantes y en cualquier condición de luz y temperatura, así como en presencia de polvo o agua.

(*) Pay Now, Save Later: The Business Case for Rugged Devices, realizado por IDC y encargado por Panasonic, 2017.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *