Se hace fundamental, en estos tiempos en los que la última milla cobra cada vez más protagonismo, ser conscientes de utilizar un embalaje adecuado para cada producto. De esta manera, no es lo mismo utilizar un tipo de envase o embalaje para enviar o para proteger que simplemente para cerrar o flejar.

El embalaje de cartón, el rey

¿Qué tipos de embalajes suelen ser los más populares? Sin duda, son muy cotizados los embalajes de cartón de canal simple para los objetos sólidos y ligeros o los de cartón de canal doble para los objetos frágiles y pesados además de las cajas de envío automontable para el envío de pequeños paquetes, pero poco a poco han ido cobrando más importancia los estuches de cartón para los libros, CD y DVD o la posibilidad de comprar sobres de cartón para enviar documentos o pequeños libros. Así, recientemente se han hecho muy populares los sobres acolchados dentro de estos últimos o el mismo embalaje para botellas para proteger las botellas durante el transporte

Personalización del embalaje

Además, está demostrado que cada vez más se recurre a la personalización de embalajes para poder dar un valor añadido al producto con el que se comercializa, tornándose muy importante la personalización de cintas adhesivas, para hacer conocer su empresa con el logotipo de marca teniendo la oportunidad de decidir el color el espesor, la longitud, la anchura, el tipo de cola o incluso el lugar donde se quiere colocar el logotipo. Por otro lado, no hay que desdeñar el uso de cajas postales, bolsas hechas a mano, bolsas de plástico opacas o cajas de cartón a medida. Cuanto más mimo pongamos en el packaging, más valor le daremos al producto que enviemos.

Los embalajes alimentarios, un valor al alza

Cada vez más se tiende a apostar desde los fabricantes por embalajes desechables alimentarios como las barquetas de plástico alimentario, embalajes para bocadillos, vajilla desechable o film alimentario que podrían servir para los restaurantes “food to go” o para las food trucks tan de moda actualmente. Este plástico o cartón alimentario están específicamente pensados para aceptar el contacto con los alimentos. Asimismo, tampoco podemos olvidar la importancia del embalaje en otros sectores como el agroalimentario con embalajes para pescado y frutas y hortalizas o los llamados embalajes isotérmicos que pueden transportar cualquier tipo de alimentos hasta 96 horas como máximo respetando la cadena del frío.

La importancia del embalaje ecológico y reutilizable

En este sentido, cada vez se piensa más en el medioambiente, por parte de los fabricantes, llevando la tendencia a la creación de productos ecológicos. Pero, ¿qué es un embalaje ecológico? Puede ser un embalaje reciclable o biodegradable que reutiliza la misma materia para crear un nuevo embalaje. Por ejemplo, el cartón es una materia 100% reciclable, es decir, que puede ser tratable para reutilizarlo en una nueva caja de cartón. Sin embargo, el embalaje biodegradable corresponde a un embalaje que se descompone rápidamente en la naturaleza gracias a la acción de bacterias y microorganismos varios del que no queda ninguna huella después de la descomposición.

error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *