La capacidad insuficiente amortigua la carga aérea mundial

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó en agosto datos sobre los mercados mundiales de transporte aéreo que muestran que la mejora sigue siendo lenta en medio de una capacidad insuficiente. La demanda se movió ligeramente en dirección positiva mes a mes; sin embargo, los niveles siguen siendo bajos en comparación con 2019. La mejora continúa a un ritmo más lento de lo que sugieren algunos de los indicadores principales tradicionales. Ello se debe a la limitación de la capacidad por la pérdida de espacio disponible para carga en el vientre, ya que los aviones de pasajeros siguen estacionados.

La demanda mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTK*), se situó en agosto un 12,6% por debajo de los niveles del año anterior (-14% para las operaciones internacionales). Esto constituye una modesta mejora con respecto a la caída interanual del 14,4% registrada en julio. La demanda ajustada estacionalmente creció un 1,1% intermensual en agosto.

La capacidad mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga disponibles (TCA), se redujo en un 29,4% en agosto (-31,6% para las operaciones internacionales) en comparación con el año anterior. Esta cifra se mantiene básicamente igual a la disminución interanual del 31,8% registrada en julio.
La capacidad de carga aérea internacional fue un 67% inferior a los niveles de agosto de 2019 debido a la retirada de los servicios de pasajeros en medio de la pandemia de COVID-19. Esto se compensó parcialmente con un aumento del 28,1% en la capacidad de los cargueros dedicados. La utilización diaria de los cargueros de fuselaje ancho se acerca a las 11 horas diarias, los niveles más altos desde que se registraron estas cifras en 2012.

La actividad económica siguió recuperándose en agosto, lo que se reflejó, entre otras cosas, en el desempeño del índice de directores de compras (PMI), indicador de la salud económica del sector manufacturero:

El componente de nuevos pedidos de exportación del PMI manufacturero aumentó un 5,1% interanual, su mejor desempeño desde finales de 2017.

El PMI que sigue la producción manufacturera mundial aumentó mes a mes y se mantuvo por encima de la marca de 50, lo que indica crecimiento.

“La demanda de carga aérea mejoró 1,8 puntos porcentuales en agosto en comparación con julio. Eso sigue siendo un 12,6% menos que los niveles del año anterior y muy por debajo de la mejora del 5,1% del PMI de fabricación.

La mejora se está estancando por limitaciones de capacidad ya que gran parte de la flota de pasajeros, que normalmente lleva el 50% de toda la carga, permanece en tierra. La temporada alta de carga aérea comenzará en las próximas semanas, pero con severas limitaciones de capacidad los transportistas pueden buscar alternativas como el océano y el ferrocarril para mantener la economía mundial en movimiento”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de la IATA.

Las líneas aéreas de Asia y el Pacífico vieron cómo la demanda de carga aérea internacional disminuyó un 18,3% en agosto de 2020 en comparación con el mismo período del año anterior. Tras una sólida recuperación inicial en mayo, el crecimiento intermensual de la demanda ajustada por factores estacionales disminuyó por segundo mes consecutivo. La capacidad internacional está particularmente limitada en la región, con una disminución del 35%.

Los transportistas norteamericanos informaron de que la demanda disminuyó un 4% en comparación con el año anterior, el tercer mes consecutivo con un descenso de un solo dígito. Este rendimiento constante se debe en parte a la fuerte demanda interna y transpacífica en la ruta Asia-América del Norte, que refleja la demanda de comercio electrónico de productos fabricados en Asia. La capacidad internacional disminuyó un 28,2%.

Los transportistas europeos comunicaron una disminución de la demanda del 19,3% en comparación con el año anterior. Las mejoras han sido leves pero constantes desde el rendimiento de abril, que fue de -33%. La demanda en la mayoría de las principales rutas comerciales hacia y desde la región siguió siendo débil. El gran mercado Europa-Asia se redujo un 18,6% interanual en agosto. La capacidad internacional disminuyó un 33,5%.

Los transportistas de Oriente Medio informaron de un descenso del 6,8% en los volúmenes de carga internacional interanual en agosto, lo que supone una mejora significativa con respecto a la caída del 15,1% de julio. Las aerolíneas regionales han aumentado agresivamente su capacidad en los últimos meses y la capacidad internacional ha mejorado desde una caída del 42% en el punto más bajo de abril, hasta un descenso del 24,2% en agosto, el más resistente de todas las regiones. La demanda en las rutas comerciales hacia y desde Asia y América del Norte se mantuvo fuerte, con una disminución de la demanda del 3,3% y un aumento del 2,3%, respectivamente, con respecto al año anterior.

Los transportistas de América Latina informaron de que la demanda se mantuvo constante en un -26,1% en comparación con el año anterior, lo que puso fin a tres meses consecutivos de deterioro de la demanda. La demanda en las rutas comerciales entre América Latina (en particular América Central) y América del Norte ha compensado la debilidad en otras rutas. La capacidad sigue estando considerablemente limitada en la región, ya que la capacidad internacional disminuyó un 38,5% en agosto, la mayor caída de cualquier región.

Las aerolíneas africanas vieron aumentar la demanda en un 1% en agosto. Este fue el cuarto mes consecutivo en que la región registró el mayor aumento de la demanda internacional y el único caso de crecimiento interanual de todas las regiones en volúmenes internacionales. Las corrientes de inversión a lo largo de la ruta África-Asia siguen impulsando los resultados regionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *