Se inician las obras de la ZAL del Port de Tarragona

Se inician las obras del desarrollo de la Zona de Actividad Logística (ZAL) del Port de Tarragona. La Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) ha adjudicado las obras de ejecución del vial del perímetro noreste que dará acceso al interior de la Zona de Actividades Logísticas. Esta carretera conectará con el interior del Port de Tarragona por el muelle de Cantàbria y la carretera C-31b y la TV-3146 a través de otros proyectos que se licitarán en los próximos meses.

Este primer proyecto marca el inicio de las obras de urbanización de la ZAL, lo que supone una inversión de 30 millones de euros a ejecutar en el periodo 2021-2023 con el fin de poder acoger inversiones en el Horizonte 2023, marcado por la APT como punto de inflexión para el crecimiento del Port en tráficos existentes y nuevos, especialmente en carga general. El proyecto de la ZAL irá acompañado de otras inversiones estratégicas como la mejora y modernización de la terminal intermodal de La Boella (20 millones de euros) que permitirá enviar ocho trenes diarios de los cuales 5 conectarán con el norte de Europa y tres con la Península Ibérica. El 2023 también será el año en el que está previsto que entre en funcionamiento en Guadalajara la PortTarragona Terminal (15 millones de euros), que conectará el Port de Tarragona con uno de los hubs logísticos más importantes de la península.

Los accesos, el inicio de las obras

El proyecto adjudicado estos días incluye la ejecución de una carretera de dos carriles en cada sentido, con dos rotondas intermedias para conectar la ZAL con los diferentes accesos y el interior del Port de Tarragona, así como la sustitución y desvío de los diferentes servicios afectados. En 10 meses se construirán 1.300 metros de vías en lo que será el primero de tres proyectos de acceso a la Zona de Actividades Logísticas.

Para la construcción de esta vía se trasladarán moverán 80.000 metros cúbicos de tierra, que se colocarán en diferentes capas para dotar a la plataforma de la resistencia necesaria para los vehículos de alto tonelaje que la utilizarán. Para la primera capa, la base, se utilizarán 52.000m m3 de tierra tolerable, y las tres capas superiores serán de tierra seleccionada, tierra estabilizada y tierra cemento de aproximadamente 10.000 m3 cada una.

Para la pavimentación de las vías, de 2 carriles por sentido, más las dos rotondas, 11.000 toneladas de asfalto. Para la adecuación de los taludes adyacentes a la plataforma, el Port de Tarragona hidrosembrará con 5.000 m2 de semillas previamente seleccionadas y todo el resto de componentes necesarios para adaptarse a los criterios ambientales.

En previsión de futuro, el Port de Tarragona también aprovechará estas primeras obras de construcción de los viales para dejar preparada la plataforma donde se instalará el control de acceso entre la zona portuaria y la ZAL. Se trata de una ampliación de la plataforma para poder instalar posteriormente los elementos necesarios para acreditar la entrada y salida de vehículos del Port.

Otros proyectos de acceso a la ZAL

Las obras de urbanización de la ZAL continuarán durante los próximos años hasta finales de 2023. La inversión destinada a la configuración de la primera fase de los diferentes accesos viales y ferroviarios a la ZAL del Port de Tarragona es de 10 millones de euros, y supone un tercio de un total de 30 millones de euros que se destinarán a desarrollar urbanísticamente toda la ZAL.

La ZAL cuenta con tres proyectos para la creación de vías de conexión interna y externa.   Además de la carretera, hay dos más. Por un lado, es el tramo comprendido entre la ZAL y el vial de la química que tiene su origen en la rotonda de la “Piconadora”, en la intersección de la autovía de Salou en Tarragona y la carretera de Vila-seca a Pinar TV-3148. Y por otra parte, el acceso a la ZAL desde la C-31B (la autovía de Salou a Tarragona), que se definirá con una rotonda a la altura de la intersección con la carretera TV-3146 y de la industria Dow Chemical.

Para el Port de Tarragona, la creación de la ZAL supone un proyecto de transición industrial e innovación en el ámbito de la organización y la logística que impulsará el crecimiento del tráfico portuario y la economía de la zona colindante con el propio Port.

¿Qué significará la ZAL para el Port de Tarragona y el territorio?  

El desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Port de Tarragona prevé la construcción de aproximadamente 915.000 m2 que beneficiarán la eficiencia logística de   las empresas, reducirán costes y riesgos, a la vez que acelerarán   la cadena logística.  

La ZAL también supondrá la creación de más de 4.200 empleos directos e indirectos. Este espacio supondra un incremento del 20% en el espacio para actividades logísticas en el Port de Tarragona y un impacto positivo en el tráfico marítimo, con un incremento de entre 2,7 y 4,6 millones de toneladas anuales.

Para la construcción de la ZAL se incluirán tecnologías innovadoras para aumentar la eficiencia energética y la sostenibilidad portuaria, incluyendo un diseño urbano sostenible, elementos para mitigar el cambio climático y criterios de eficiencia energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *