El transportador eléctrico Tropos ABLE se convierte en un sistema fotovoltaico rodante

¿Batería vacía? ¿No hay electricidad a la vista? Si depende de Tropos Motors Europe, en el futuro esta preocupación será cosa del pasado. En un proyecto piloto innovador, el fabricante de vehículos eléctricos de Herne está probando celúlas fotovoltaicas integradas en las estructuras de carga de sus vehículos. Gracias a esta tecnología de futuro, los modelos Tropos ABLE pronto podrán ser utilizados casi independientemente de las fuentes de alimentación externas y, por lo tanto, la autonomía puede aumentar significativamente una vez más. El proyecto piloto comenzará a finales de junio y tendrá una duración inicial de cuatro meses.

“Esperamos que esta solución sea nada menos que una revolución en el mercado de los vehículos utilitarios eléctricos”, afirma Markus Schrick, director general de Tropos Motors Europe. “Las pruebas iniciales sugieren que podría funcionar. Ahora estamos examinando la tecnología en funcionamiento real en detalle para el rendimiento y otras posibles aplicaciones. Queremos analizar completamente los beneficios que los paneles solares pueden tener para nuestros clientes”.

Lo innovador de la nueva tecnología es la forma en la que se integra la construcción, ya que los elementos fotovoltaicos reemplazan elementos de construcción existentes y, por lo tanto, están totalmente integrados en las estructuras de carga del Tropos ABLE sin aumentar su peso. Se espera que la autosuficiencia por energía solar vuelva a aumentar significativamente el alcance de los transportadores eléctricos. Por último, el Tropos ABLE se carga únicamente con energía solar. Esto reduce los costes de carga, lo hace independiente de las fuentes de energía y mejora la huella de carbono, ya que se evitan las emisiones de CO2 resultantes del uso de una combinación eléctrica convencional.

Como parte del proyecto piloto, Tropos también está examinando las formas en que se puede utilizar la electricidad adicional. Esto incluye una fuente de electriciad externa, que puede ser usada para cargar otros vehículos o suplir de energía a dispositivos finales o a baterías de, por ejemplo, motosierras o podadoras de arbustos.

“Vemos a Tropos como un ecosistema que consiste en vehículos, estructuras y digitalización. Las soluciones innovadoras que ofrecen valor añadido sostenible a nuestros clientes son una parte central de nuestra filosofía”, afirma Schrick.

Los modelos Tropos ABLE operan completamente libres de emisiones. Con una anchura compacta de 1,40 metros, una longitud de 3,70 metros y un pequeño radio de giro de 3,96 metros, el transportador eléctrico se puede utilizar tanto en la carretera como en espacios cerrados. En el último kilómetro, los vehículos eléctricos pueden explotar al máximo sus ventajas y cerrar la brecha entre la bicicleta de carga y la furgoneta. Gracias a la gran área de carga y un volumen de carga de hasta 4,5 m3, los Tropos ABLE ofrecen enormes capacidades de transporte. Sus propiedades convincentes crean una amplia gama de aplicaciones para un grupo objetivo muy grande: Industria e intralogística, jardinería y paisajismo, servicios de entrega y paquetería, artesanía técnica y gestión de edificios, ciudades y municipios, hostelería y turismo, comercio de alimentos, zoológicos, parques de atracciones e instalaciones deportivas. De esta manera, puede satisfacer los requisitos de diferentes industrias y contribuir a reducir la huella de CO2 de manera sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *