La serie L de Scania ya disponible con motor de 7 litros

• La novedosa serie L de Scania ya está disponible con el motor DC07
• Una solución ideal para todo tipo de trabajo en áreas urbanas congestionadas en las que la seguridad, la ergonomía y el bajo peso son esenciales
• Junto con la City Safe Window, los sistemas de cámaras y conductores bien formados, se trata de una solución ideal para las aplicaciones en entornos urbanos

La serie L de Scania a ofrece todas las funcionalidades necesarias para trabajar en entornos urbanos. Con la integración del motor DC07 también para la serie L, la capacidad de transporte de carga aumenta en unos 360 kg. Está disponible en tres opciones: 220, 250 y 280 CV.

Con la incorporación de las cabinas de la serie L en 2017, Scania marcó un punto de inflexión en el segmento de vehículos comerciales pesados para áreas urbanas. Se trataba de un concepto revolucionario: un camión con configuraciones modulares, cabina avanzada con todas las funcionalidades propias de Scania pero con el conductor (y su acceso) al nivel de la carretera. La serie L ofrece un fácil y cómodo acceso a la cabina para el conductor, que lo libera de esfuerzos físicos al mismo tiempo que le permite interactuar y tener contacto visual directo con los demás en entornos de mucho tráfico.

En palabras de Stefan Lindholm, Senior Product Manager de Scania Trucks: “Al principio nos centramos sobre todo en aplicaciones con operaciones ligeramente más pesadas y desarrollamos la serie L con nuestros motores de 9 litros con cinco cilindros en línea. No obstante, lo que dimos por hecho al principio, se confirmó: existe una demanda real de soluciones basadas en motores de 7 litros más ligeros y flexibles”.


Scania ya ofrece sus motores de 7 litros con seis cilindros en línea para las cabinas avanzadas de la serie L. La combinación es ideal para aquellas aplicaciones en las que los camiones operan en áreas urbanas muy congestionadas.

El Scania DC07 se presentó por primera vez en 2017 y, en un principio, solo estaba disponible con las cabinas de la serie P. Se trata de un motor ligero, robusto y moderno de seis cilindros en línea y con un volumen de 6,7 litros. Ofrece un par de 1.200 Nm a partir de las 1050 rpm en su versión más potente de 280 CV. Cuenta además con el sistema de postratamiento de gases de escape patentado por Scania con tecnología solo SCR y puede acoplarse a una toma de fuerza accionada directamente por el motor. El DC07 recibió de inmediato grandes elogios tanto por parte de los medios de comunicación como de los clientes por su rendimiento y eficiencia energética y acústica.

Lindholm lo confirma: “Sí, fue muy bien acogido. Es el motor de camión más pequeño de Scania. Pero su tamaño no compromete ninguna de las reconocidas características de Scania: mejor eficiencia energética de su clase, nuestra filosofía de bajas revoluciones y la capacidad de funcionar totalmente con HVO o FAME y con una reducción cercana al 90 % de las emisiones de dióxido de carbono”.

El motor DC07 Scania de 7 litros con seis cilindros en línea está disponible en tres opciones: 220, 250 y 280 CV. Apreciado por su potencia y suavidad desde las revoluciones más bajas.

Tendencia a tamaños más reducidos

Lo que impulsa la cada vez mayor demanda de “soluciones urbanas” son las normativas locales y una mayor concienciación de la seguridad.

Según Lindholm: “los transportistas que trabajan en zonas urbanas se enfrentan a demandas cada vez más estrictas y justificadas en materia de ruidos, emisiones y la capacidad de integrarse en áreas congestionadas y de interactuar con peatones y ciclistas. Un volquete de la serie L con una grúa, un motor DC07, cámaras y una Scania City Safe Window en la puerta del pasajero puede ser el vehículo de mantenimiento urbano ideal”.

Scania estima que el cliente tipo de la nueva combinación es un transportista o empresario que desea realizar operaciones sin problemas en zonas urbanas. Se trata de empresas de distribución de mercancías, recogida de residuos y de construcción o mantenimiento de infraestructuras. En este tipo de trabajos, la buena visibilidad, un entorno de conducción superior junto con una economía de funcionamiento total favorable son cruciales.

Hecho para la ciudad

Las cabinas de la serie L siempre miden 6 metros (20 ft) de largo y están disponibles en tres alturas de techo distintas: baja, normal o alta. Si se opta por incluir la opción de arrodillamiento frontal, la cabina sólo dispondrá de un escalón de acceso con una altura al suelo de unos 80 cm.La configuración de ejes típica para los camiones rígidos para uso urbano es de 4×2 o 6×2*4 (con el eje portador electrohidráulico de Scania).

“Los camiones suelen trabajar en tareas de reparto pero cada vez más vemos camiones a medida y orientados a la construcción,” comenta Stefan Lindholm, Senior Product Manager de Scania Trucks. “Muchos vehículos de construcción pasan la mayoría del tiempo en calles muy congestionadas. Para estos casos, un volquete de la serie L con el motor DC07 de 280 CV y la caja de cambios adecuada podría ser la solución ideal. Añada Scania Zone y su conductor estará totalmente preparado para presentar batalla en la jungla de asfalto”.

Scania Zone es un servicio basado en posicionamiento para el ajuste automático del vehículo. Permite a los conductores adaptarse a las cada vez más numerosas normativas urbanas relacionadas con la reducción de la contaminación y el aumento de la seguridad para los residentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *