Nuevo camión totalmente eléctrico de Scania

Scania ha lanzado su primer camión totalmente eléctrico. Con una autonomía de hasta 250 km, el camión eléctrico de Scania puede operar durante todo el día y regresar de forma segura a su punto de origen para recargar por la noche. Si hay necesidad de un trayecto mayor, el conductor puede cargar el camión durante una pausa o en las paradas programadas en la operación.

El camión está disponible con la opción de cinco baterías, para un total de 165 kWh, o nueve baterías de 300 kWh de capacidad total instalada. Con cinco baterías, la autonomía es de 130km. La autonomía depende, obviamente, del peso, del tipo de carrocería y de la topografía.

Con el motor de combustión eliminado, se ha creado espacio para las baterías. Las baterías adicionales están colocadas en el bastidor. El nuevo motor eléctrico proporciona una fuerza continua de 230 kW o aproximadamente 310 CV. El motor tiene dos engranajes que proporcionan gran potencia durante un rango mayor de velocidades, mejorando así el confort.

Comparado con un motor de combustión, uno de los principales beneficios de un motor eléctrico es su alta capacidad de control. En la práctica, el cliente lo confirmará a través de una respuesta más rápida en la aceleración y del sistema de propulsión.

Otros componentes necesarios para la total propulsión eléctrica, como las unidades de gestión de la batería, los componentes para el enfriamiento de la batería, el sistema de dirección electro-hidráulica, el compresor eléctrico de aire y el inversor también se encuentran implementadas en el bastidor.

La batería del camión eléctrico de Scania viene equipada con un Sistema de Carga Combinado (CCS) para recargar desde red eléctrica. Con la recarga de 130 kW CC, las cinco baterías se cargan en menos de 55 minutos y las nueve baterías en menos de 100 minutos. El camión también se puede recargar a través del frenado regenerativo.

El nuevo camión de Scania está preparado para una toma de fuerza totalmente eléctrica. En vez de conectar los auxiliares a la interfaz que normalmente se localiza en la caja de cambios o en el motor, estos se conectan a una caja de conexión eléctrica, llamada caja DC, que se encuentra montada en el bastidor. Esto permite que haya una conexión de corriente continua de hasta 60 kW de toma de fuerza (PTO) para carrocerías con sistemas de refrigeración y ganchos.
El camión eléctrico de Scania se encuentra disponible con las cabinas L y P, ambas diseñadas para operaciones urbanas. Particularmente, el piso bajo de la cabina L fue diseñado especialmente con condiciones de visibilidad inigualable para ciudades congestionadas.

Transportes sostenibles y libres de emisiones son una demanda en aumento para las empresas de transportes,” afirma Anders Lampinen, Director de Nuevas Tecnologías. “Adquirir un camión eléctrico no es solo una inversión en la flota del cliente, sino que también lo es para su marca y su mercado. El camión eléctrico permite que el cliente se mantenga competencia la cabeza del mercado, aprenda sobre los desafíos infraestructurales y empiece a adaptarse al futuro.”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *