Sistemas de seguridad inteligentes para reducir al mínimo el riesgo de accidentes de tráfico

Una mayor cantidad de vehículos en las carreteras, un tráfico más rápido y un flujo de información que distrae, imponen importantes exigencias tanto a los conductores de vehículos comerciales como a los de turismos. Por otro lado, nunca han existido tantas oportunidades para que la persona al volante conduzca más segura como en la actualidad. Los sistemas de seguridad activa que se encuentran en muchos coches y camiones modernos hacen que sea mucho más sencillo evitar incidentes y accidentes. Volvo Trucks se anticipa a los requisitos legales actuales y futuro.

A partir de noviembre de 2015 se impuso el requisito legal en toda la UE de que los camiones nuevos de gran tonelaje de dos y tres ejes deben estar equipados con la función de freno automático de emergencia. El objetivo es reducir los accidentes en los que un camión choque con la parte trasera del vehículo que circula delante, un escenario que se repite en alrededor de uno de cada cinco accidentes de tráfico en los que se ven implicados camiones. Actualmente, la legislación requiere que el sistema de frenado de emergencia reduzca la velocidad en 10 km/h. El año que viene, se incrementará a 20 km/h.

“Es positivo que la legislación se vuelva más estricta, pero creo que los requisitos legales siguen siendo demasiado débiles. Si se conduce a 80 km/h cuando se activa el sistema de frenado de emergencia, es necesario reducir la velocidad mucho más que en 20 km/h para evitar una colisión si el vehículo de delante se queda paralizado”, explica Carl Johan Almqvist, Director de Seguridad Vial y de Producto en Volvo Trucks.

Volvo Trucks ha desarrollado un sistema que va mucho más allá de los requisitos legales actuales y futuros. El sistema, presentado en 2012, se centra principalmente en alertar al conductor del riesgo de una colisión.

“En muchos casos, es suficiente para que el conductor evalúe rápidamente la situación y evite un accidente”, añade Carl Johan Almqvist.

El freno de emergencia solo se usa si es absolutamente necesario y se acciona de un modo extremadamente rápido. La velocidad de frenado o retardo, para emplear el término técnico correcto, es de unos 7 m/s2, una cifra que se encuentra al mismo nivel que lo que pueden ofrecer muchos turismos. En la práctica, significa que la velocidad del camión se puede reducir de 80 a 0 km/h en unos 40 metros.

El sistema supervisa los vehículos que circulan delante con la ayuda de tecnología de radar y de cámaras, y funciona independientemente de que haya sol, bruma, niebla u oscuridad. Si existe un riesgo de colisión, se alerta al conductor mediante señales luminosas y acústicas que se van incrementando gradualmente. Si el sistema no detecta una respuesta del conductor, el camión comienza a frenar suavemente y de forma automática. Si el conductor sigue sin responder, se activa el freno de emergencia hasta que el vehículo se detiene por completo. Si transcurren otros cinco segundos sin ningún movimiento del volante o sin ninguna otra reacción, el freno de mano se acciona automáticamente, una medida de seguridad para evitar que el camión ruede si el conductor se encuentra en shock o inconsciente.

Cuando se activa el freno de emergencia, las luces de freno comienzan a parpadear para advertir a los vehículos que circulan detrás y cuando la velocidad del camión desciende hasta 5 km/h también se activan las luces de emergencia intermitentes.

El sistema de Volvo también funciona en carreteras con curvas y es capaz de diferenciar entre barandillas protectoras en la carretera y obstáculos reales como vehículos, incluidas motos. Para sacar el máximo partido del sistema, es fundamental garantizar que todas las funciones, como los frenos ABS, están activos tanto en el camión como en el remolque.

Teniendo en cuenta el poco tiempo transcurrido desde la introducción de la legislación sobre el freno de emergencia, sus efectos positivos tardarán un tiempo en reflejarse en las estadísticas sobre accidentes. Sin embargo, Volvo Trucks está convencido de las ventajas del sistema de frenado de emergencia y de otros dispositivos de seguridad activa.

“Nuestros sistemas de seguridad activa son parte de una solución holística que contribuye claramente a reducir los riesgos en el tráfico, pero es importante tener en cuenta que la tecnología por sí sola no es la solución. Un entorno de tráfico seguro requiere la interacción activa entre todos los usuarios de la carretera. Un conductor atento y con experiencia, que conduzca su vehículo con responsabilidad, sigue siendo el mejor modo de evitar accidentes”, afirma Carl Johan Almqvist.

Ejemplos de los sistemas de seguridad inteligente de Volvo Trucks

  • Programador de velocidad adaptada: un programador de velocidad activo que ayuda al conductor a mantener un espacio de tiempo determinado con el vehículo que circula delante.
  • Aviso de Colisión con Frenado de Emergencia: alerta al conductor si existe un riesgo de colisión con un vehículo que circule delante, activando los frenos si es necesario.
  • Alerta de Cansancio del Conductor: aconseja al conductor que se tome un descanso si detecta alguna señal de falta de atención o de somnolencia por parte del conductor.
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *