Embargo vs Nueva Ruta de la Seda

Entrevista a la Jefa del Departamento europeo de Transporte Ferroviario en AsstrA-Associated Traffic AG, Eva Trohimyuk

¿El levantamiento del embargo por parte de Rusia permitirá aumentar los flujos de carga en la Nueva Ruta de la Seda y equilibrar el transporte ferroviario en el corredor Europa-China? Depende de una serie de factores.

Eva Trohimyuk , Jefa del Departamento europeo de Transporte Ferroviario en AsstrA-Associated Traffic AG

En agosto de 2014, Rusia introdujo una prohibición en las importaciones de productos alimenticios desde varios países. Entre ellos se encuentran la Unión Europea, Estados Unidos, Albania, Australia, Montenegro, Liechtenstein, Irlanda, Noruega y Ucrania. Según el portal de noticias polaco Rzeczpospolita.pl., El Kremlin ha extendido el plazo del bloqueo a las importaciones de alimentos desde países occidentales por otro año. ¿Qué sucederá cuando caduquen las prohibiciones? La Jefa del Departamento europeo de Transporte Ferroviario en AsstrA-Associated Traffic AG, Eva Trohimyuk, comenta las consecuencias de una posible terminación del embargo y su impacto en el transporte ferroviario.

Si Rusia levantara el embargo sobre el tránsito de productos alimenticios, ¿esto aumentaría los flujos de carga en la Nueva Ruta de la Seda?

Yo creo que sí. El ferrocarril sigue siendo una alternativa al rápido pero costoso transporte aéreo y al asequible, pero lento transporte marítimo.

Los chinos están interesados en importar productos alimenticios desde Europa, ya que los productos europeos son populares en el Reino Medio. Estos son productos de “lujo”. El mercado local se está abriendo a la importación para beneficio de las empresas de la UE que buscan ingresar al mercado chino. Un consumidor de China es un representante de una clase media en constante crecimiento (su número pronto alcanzará la cifra de los 500 millones). Los locales prefieren comprar productos importados, ya que están convencidos de la integridad de los productos. Los fabricantes locales pierden en esta competencia. Los chinos eligen productos saludables y ecológicos que tienden a obtenerse en un corto periodo de tiempo de manera fresca.

Durante varios años después de la introducción de prohibiciones en el mercado chino, aparecieron nuevos actores. Estos son, entre otros, Belarús, que exporta a China productos lácteos (leche en polvo y entera, helados, quesos), carne de aves y de res. Rusia también es uno de los principales socios de China. Las exportaciones de alimentos entre estos países están creciendo cada año.

¿Las exportaciones europeas de productos alimenticios equilibrarán el tráfico del transporte ferroviario en el corredor Europa-China?

Es difícil responder inequívocamente esta pregunta. Hay posibilidades. Pero a la luz de los recientes acontecimientos (la guerra comercial entre Estados Unidos y China), se ha pospuesto el equilibrio del tráfico ferroviario en esta dirección.

Hay señales de que los socios chinos están buscando nuevas formas de ingresar a Europa, sin pasar por Polonia. Debe recordarse que tales fluctuaciones en el ámbito político se reflejan más rápidamente en la industria del transporte. Las normas de la UE prohíben la entrada de ciertos productos chinos. La misma prohibición funciona en la dirección opuesta.

Las entregas en contenedores ferroviarios están subsidiadas por el gobierno chino, pero en última instancia, por parte del lado chino se planea reducir los subsidios. Es difícil predecir las consecuencias. Es probable que los países de la UE interesados en ingresar al mercado chino paguen más por el transporte en la dirección opuesta. Lo mismo hizo Rusia durante varios años. Para apoyar a los exportadores de alimentos, el gobierno ruso compensa la mitad del costo del transporte ferroviario a China.

En segundo lugar, no se sabe cómo se desarrollará la economía del país. Hoy, China es el mayor importador de alimentos. Pero esto no significa que, en un par de años, el Imperio Celeste no se convierta en un país que alimente a Europa. China está invirtiendo activamente en el sector agrícola, comprando y desarrollando millones de hectáreas de tierra en África.

Esperemos que después del levantamiento del embargo ruso, el interés de los consumidores chinos en los productos alimenticios europeos continúe. Aumentará el número de trenes de regreso a China con alimentos y productos agrícolas europeos, lo que se reflejará en el costo del transporte.

¿Cuánto tiempo se necesita para equilibrar el transporte ferroviario en el corredor Europa-China?

Durante varios años, se ha observado un aumento en la cantidad de mercancías transportadas por ferrocarril desde Europa a China. Cuando se trata de productos alimenticios, las relaciones comerciales siguen bloqueadas por el embargo ruso. En las circunstancias actuales, el transporte marítimo sigue siendo más atractivo. Uno puede hacer suposiciones, pero, como ya se mencionó, la situación geopolítica aún es inestable. Comenzando con el embargo ruso y terminando con la guerra comercial entre China y Estados Unidos, estos factores afectan el transporte ferroviario.

Más información: AsstrA

error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *