Euroviñeta: acuerdo provisional sobre las nuevas normas de tarificación del transporte por carretera

Los negociadores del Parlamento Europeo y del Consejo han llegado a un acuerdo sobre las nuevas normas de tarificación de los camiones para pasar de una tarificación basada en el tiempo a otra basada en la distancia, reduciendo así las emisiones de CO2.

Un acuerdo provisional alcanzado el miércoles entre los negociadores del Parlamento Europeo y del Consejo actualizará las normas que definen las tasas que los Estados miembros de la UE pueden imponer a los camiones, pero también a los autobuses, furgonetas y turismos que utilizan las carreteras de la red transeuropea de transporte (RTE-T). El objetivo de las nuevas normas es que la tarificación de las carreteras pase de un modelo basado en el tiempo a un sistema basado en la distancia o en los kilómetros reales, para reflejar mejor los principios de “quien contamina paga” y “el usuario paga”.

Además, para fomentar un mayor uso de vehículos más ecológicos, con la nueva normativa los países de la UE tendrán que fijar tarifas de peaje diferentes en función de las emisiones de CO2 para camiones y autobuses, tan pronto como se establezcan normas adicionales sobre las clases de CO2 para vehículos, posiblemente en 2023, y en función del rendimiento medioambiental para furgonetas y minibuses a partir de 2026, con reducciones considerables de las tarifas para los vehículos de cero o bajas emisiones.

De las viñetas a los peajes

Los eurodiputados aseguraron que los Estados miembros eliminarán las “viñetas” (tarificación vial basada en el tiempo) en toda la red principal de la RTE-T a partir de 2029 para los vehículos pesados (camiones, furgonetas y autobuses) y, en su lugar, comenzarán a aplicar peajes (tasas basadas en la distancia). Sin embargo, los Estados miembros podrán seguir manteniendo las viñetas para partes específicas de esta red, si pueden demostrar que un nuevo modo de tarificación supondría unos costes desproporcionados en relación con los ingresos previstos.

Tarificación de furgonetas y coches

Para garantizar la igualdad de trato y la competencia leal, las nuevas normas se extenderán no sólo a los autobuses, sino también a los vehículos más ligeros, como furgonetas, minibuses y turismos. Los países de la UE que decidan cobrar a estos vehículos podrán utilizar sistemas de peaje o viñetas. Para garantizar un trato equitativo a los usuarios ocasionales y a los conductores de otros países de la UE, el acuerdo provisional también crea períodos de validez más cortos (un día, una semana o 10 días) y límites de precio para las “viñetas” que pueden imponerse a los turismos.

Cinco años después de la entrada en vigor de estas normas, la Comisión evaluará las prácticas de tarificación de los vehículos ligeros para decidir si las furgonetas utilizadas con fines comerciales deben seguir los mismos modelos de tarificación que los camiones y si debe haber normas más estrictas en materia de tarificación de los coches particulares.

Más transparencia

Los eurodiputados se aseguraron de que tres años después de la entrada en vigor de las normas acordadas, los Estados miembros informarán públicamente sobre los peajes y las tasas cobradas en su territorio, incluyendo información sobre el uso de estos ingresos. Para los eurodiputados, es importante asegurarse de que los ingresos generados por estas tasas contribuyen al transporte sostenible, las infraestructuras y la movilidad.

El ponente del PE, Giuseppe Ferrandino (S&D, IT), dijo: “Estas nuevas normas representan un hito en la consecución de las ambiciosas políticas de descarbonización que establecimos al principio de la legislatura de este Parlamento. Por eso también estoy muy satisfecho con el acuerdo que hemos alcanzado sobre la asignación de algunos peajes. Respetando plenamente su autonomía, los Estados miembros dispondrán ahora de las herramientas que necesitan para ser actores activos a la hora de abordar el gran reto medioambiental al que nos enfrentamos.

La eliminación de la viñeta para los vehículos pesados normalizará un sistema que actualmente está excesivamente fragmentado. Daremos una fuerte señal al mundo del transporte que fomente el uso de vehículos más limpios. Estoy muy satisfecho de haber conseguido la introducción de la viñeta de un día para todos los vehículos en circulación, que permitirá a los viajeros en tránsito pagar un precio justo por su viaje. También es un avance positivo para el turismo: garantiza que los viajeros no serán penalizados”.

Próximos pasos

El acuerdo informal sobre las normas de la Euroviñeta aún debe ser aprobado por el Comité de Representantes Permanentes del Consejo y la Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento, y luego por el Consejo y el Parlamento en su conjunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *