OnTurtle suma ocho nuevas estaciones con surtidores de gas natural a su red internacional

La compañía sigue apostando por el GNC y el GNL en su red de EE.SS. internacional para dar respuesta a una movilidad limpia y sostenible.

El gas natural comprimido (GNC) y el gas natural licuado (GNL) se ha posicionado, en los últimos años, como una alternativa a la movilidad sostenible en España. En su apuesta por el gas vehicular,  OnTurtle, partner de referencia en Europa de servicios para las compañías de transporte, añade ocho nuevas estaciones de GNC y GNL a su red internacional.

El pasado mes de marzo la compañía incorporó nuevos surtidores de gas de la mano del Grupo MOLGAS, empresa líder en servicios energéticos con más de 20 años de experiencia en el sector. Además, OnTurtle forma parte de la red de gasineras del Grupo HAM. En total suman 52 EE.SS de gas natural en toda Europa con autoservicio y sin personal, lo que agiliza el repostaje.

Situadas en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Igualada (Barcelona), Benavente (Zamora), Aranda de Duero (Burgos), San Fernando de Henares (Comunidad de Madrid), Valencia Alaquàs (Comunidad Valenciana), Huelva (Andalucía) y La Garena (Alcalá de Henares) se encuentran en puntos estratégicos para el transporte profesional. Con la incorporación de estos nuevos surtidores, la compañía amplia su servicio internacional de repostaje de gas al sector del transporte de mercaderías: 24 España, 22 Francia y 6 en Bélgica.

El gas natural vehicular es la alternativa a la movilidad. Actualmente hay dos tipos de gas para el uso de vehículos: el GNC y el GNL. El primero está ideado para turismos de uso urbano con una autonomía de 300-400km; mientras que el GNL es para los vehículos pesados como camiones y autobuses que hacen rutas de larga distancia. Gracias a que descendemos la temperatura del gas 162º hasta convertirse en su estado líquido, gana espacio en su depósito alcanzando una autonomía de 1600km, acción muy beneficiosa para los vehículos de gran tonelaje.

La industria del gas está en auge en el sector del transporte, puesto que su uso como combustible para vehículos pesados y turismos tiene un impacto positivo en el medio ambiente: minimiza entre un 80% y un 85% la emisión de óxidos de nitrógeno (NOx), casi el 100% de los óxidos de azufre (SOx) y un 95% de las partículas en suspensión contaminantes. Además, emiten un 20% menos de dióxido de carbono (CO2) y reducen el 50% de la contaminación acústica.

Un estudio realizado por Transport & Environment en 2018, afirma que el mayor reto medio ambiental es la transición hacia la movilidad de emisiones cero. Es por eso que, OnTurtle apuesta por ampliar su red de gasineras internacional para dar respuesta a las actuales tendencias y necesidades del sector.

Entre la multitud de ventajas y beneficios que presenta el gas natural en el transporte destaca la baja contaminación y el ahorro económico respecto al gasóleo o el diésel. Asimismo destaca por ser silencioso y no oler.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *