UPS adapta su red de suministro inteligente en Londres con tecnología avanzada

Un consorcio encabezado por UPS  ha desarrollado una novedosa tecnología de carga en Londres que resuelve el desafío de recargar simultáneamente una flota entera de vehículos eléctricos (VEs) sin que sea necesario llevar a cabo costosas mejoras de la red de suministro energética. Este avance marca el inicio para terminar con la dependencia de los vehículos de combustión tradicional. Además, permite a UPS aumentar el número de vehículos eléctricos que operan en Londres, pasando del límite actual de 65 a los 170 camiones que tiene la compañía en la ciudad. Se trata de un gran avance – ya que es la primera vez que estos sistemas se han desarrollado a esta escala en cualquier parte del mundo – y es el resultado del proyecto “Smart Electric Urban Logistics (SEUL)” puesto en marcha junto a la red de distribución eléctrica UK Power Networks y a la asociación Cross River Partnership, con fondos de la Oficina para vehículos de baja emisión del Reino Unido.

“En UPS creemos que este proyecto es una novedad mundial, implementado en el corazón de una gran ciudad. Estamos empleando nuevas tecnologías para solucionar algunos de los grandes obstáculos del despliegue de los vehículos eléctricos. Damos a conocer una nueva generación de servicios de entrega urbana sostenible, tanto aquí en Londres como en otras grandes ciudades del mundo”, ha asegurado Peter Harris, director de sostenibilidad de UPS Europa. “Los vehículos eléctricos son parte integral del combustible alternativo de UPS y de nuestra flota de tecnología avanzada. Nuestra colaboración con UK Power Networks y Cross River Partnership marca un importante punto de inflexión en la implementación rentable de vehículos eléctricos, que a su vez desempeñará un papel decisivo para garantizar que la tendencia mundial hacia la urbanización sea sostenible. Estamos aplicando esta nueva tecnología para hacer el proceso de carga más inteligente y conseguir que nuestro servicio de entrega sea más limpio”.

Como resultado de esta iniciativa, junto a los avances que la compañía anunció el mes pasado en relación a la reducción del coste de los vehículos eléctricos, UPS considera que se está acercando el día en el que los costes de poner un vehículo eléctrico en la carretera, incluyendo los gastos asociados para la energía del vehículo, serán más bajos que los costes de su homólogo en diésel. Este desarrollo será fundamental para conseguir que los vehículos eléctricos se implementen a gran escala en las ciudades de todo el mundo, permitiendo abordar así los desafíos de la calidad del aire en estas zonas urbanas.

“Esta pionera solución ha permitido a UPS aumentar su flota de vehículos eléctricos sin actualizar su conexión de red, preparando el camino para la futura electrificación de los vehículos de reparto en nuestras ciudades “, ha afirmado Ian Smyth de UK Power Networks Services. “Estamos encantados de poder trabajar tanto con UPS como con nuestros otros socios para diseñar, entregar y operar esta solución sostenible de red eléctrica inteligente. Este proyecto supondrá un enorme impacto en la mejora de la calidad del aire para los londinenses y contribuirá al legado de UPS en materia de sostenibilidad”.

Una parte decisiva de esta iniciativa es el uso de baterías de almacenamiento de energía in situ. Aunque se han instalado nuevas baterías en esta etapa, se prevé que en el futuro éstas podrían ser baterías de segunda vida que hayan podido ser ya utilizadas en un vehículo eléctrico de UPS. Esto unido a la red eléctrica inteligente, facilitará a UPS el camino hacia una infraestructura de vehículos eléctricos que permitirá hacer uso de una energía convencional mejorada, una red de suministro inteligente, almacenamiento in situ, y en muchos casos, generación de energía local incluyendo la solar y otras fuentes alternativas.

“Nuestro anterior proyecto de vehículos de carga eléctrica ha demostrado que las infraestructuras de la red local suponen una de las principales barreras para su adopción a gran escala “, aseguró Tanja Dalle-Muenchmeyer, directora del programa de carga eléctrica en Cross River Partnership. “Necesitamos encontrar soluciones más inteligentes para la carga de vehículos eléctricos si queremos aprovechar los significativos beneficios medioambientales y de calidad del aire que estos automóviles ofrecen, y creemos que esta es una solución”.

UPS cuenta con una larga historia en relación a los vehículos eléctricos. La compañía los incorporó por primera vez en su flota en la década de 1930, y volvió a hacerlo en 2001 con vehículos modernos. En la actualidad, UPS cuenta con más de 300 vehículos eléctricos y cerca de 700 vehículos eléctricos híbridos desplegados en Europa y Estados Unidos. La compañía recientemente ha solicitado 125 unidades de los nuevos camiones totalmente eléctricos Tesla Semi para 2019, uno de los mayores pedidos hasta la fecha. Además, el pasado mes de septiembre, UPS anunció que se convertirá en el primer cliente comercial de los Estados Unidos en usar tres camiones eléctricos de servicio mediano de la marca Daimler Trucks Fuso, llamados eCanter.

Anotaciones

Estas iniciativas ayudarán a UPS a conseguir sus objetivos. Para 2020 persigue que uno de cada cuatro de los nuevos vehículos que adquiera sean de combustible alternativo o tecnología avanzada. La compañía también se ha comprometido a conseguir que el 25 por ciento de la electricidad que consuma proceda de fuentes de energía renovables para 2025 y prevé reemplazar el 40 por ciento de todo su combustible terrestre por otras fuentes que no sean ni gasolina convencional ni diésel, un aumento del 19,6 por ciento en 2016.

UPS opera una de las mayores flotas de combustible alternativo privado y tecnología avanzada de los Estados Unidos. Cuenta actualmente con más de 9.000 vehículos en todo el mundo. La flota incluye vehículos eléctricos, híbridos eléctricos, híbridos hidráulicos, de etanol, de gas natural comprimido (GNC), de gas natural licuado (GNL) y de propano.

Afrontar el desafío de la carga

Recargar una flota de vehículos puede ser extremadamente costoso, ya que con frecuencia requiere actualizaciones de la red eléctrica externa, una opción que es poco atractiva para la mayoría de las empresas u operadores. Este sistema permitirá a UPS incrementar el número de vehículos eléctricos que operan desde la central de Londres, desde el límite actual de 65 camiones hasta los 170 estacionados allí, sin la necesidad de estas mejoras. Esto se consigue con una red inteligente que utiliza un servidor central que se conecta a cada puesto de carga de los vehículos eléctricos, así como a la red de suministro eléctrico y al almacenamiento de energía in situ.

El sistema adopta un método “inteligente” de la carga, repartiéndola durante la noche. De este modo, el puesto de carga puede utilizar la energía necesaria para desarrollar el negocio de la logística (iluminación, máquinas de clasificación e IT) y garantizar que todos los vehículos eléctricos estén totalmente cargados cuando son necesarios por la mañana, sin superar nunca la energía máxima disponible en la red.

Este proyecto y el aprendizaje conseguido gracias a la inversión realizada permiten ahora a UPS adoptar el método más económico en los puestos de carga y determinar cuál es la mejor manera de implementar y cargar una flota completamente eléctrica. Esto se logrará combinando una variedad de soluciones que incluyen la actualización de la red eléctrica convencional, la red inteligente, el almacenamiento in situ de la energía con baterías y la generación de energía local (utilizando, por ejemplo, la energía solar que se genera en la superficie de los puestos de carga).

error0

Un comentario sobre “UPS adapta su red de suministro inteligente en Londres con tecnología avanzada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *